Si la veteranía es un grado, podría decirse que ayer Javi Díaz dio una conferencia magistral sobre lo que eso significa. Lo hizo sobre el parqué del pabellón David Santamaría para catapultar al Frigoríficos del Morrazo a una victoria ante el Guadalajara tan vital como necesaria (21-23). Los dos puntos permiten a los cangueses salir momentáneamente del descenso, borrar la mala imagen ante el Sinfín y rearmarse moralmente de cara a la recta final de la primera vuelta. Todo de una tacada y gracias al de O Rosal.

Díaz estuvo a un nivel estratosférico, con 17 paradas –muchas de ellas en momentos clave– y fue él quien sostuvo a los suyos en un arranque dubitativo. El veterano guardameta tiró de galones y abortó el despegue local hasta que el Cangas se asentó en la pista. Porque los minutos iniciales volvieron a castigar a los de Moyano. Pérdidas de balón, contragolpes recibidos y un 3-1 de parcial que pudo haber sido peor de no haber sido por el meta. A partir de ahí se jugó otro partido, con un Cangas que fue entrando en dinámica y que primero logró empatar (4-4, minuto 12) y luego poner diferencias en el marcador (5-7, minuto 19, con tiempo muerto de Mariano Ortega).

La cara de los cangueses era otra. Su 6.0 era sólido, con Quintas de regreso al bloque central junto a Cerqueira, y con Santi López poniendo garra en uno de los penúltimos. Fue una actuación coral, con un ataque en el que todos asumieron su responsabilidad cuando les tocó. Cerqueira barrió en seis metros, Baptista puso lanzamiento exterior, Santi atacó los espacios... Tras el tiempo muerto los alcarreños reaccionaron insistiendo en buscar a Mouriño (7-7) pero no pudieron cambiar la dinámica de un choque que enfiló el descanso con 8-9.

El Cangas sí salió concentrado en el segundo periodo y amplió su renta (8-11). Contrariamente a toda la temporada esta vez sí jugó bien las superioridades y, sobre todo, las inferioridades. Más le valía, porque el horroroso arbitraje que sufrió lo castigó en exceso en este apartado. La receta fue la solidaridad y la intensidad. Y en ataque, ahí donde más se le ven las costuras a los equipos humildes, supo jugar con control. Rubén dirigió con criterio y encontró socios para lanzar.

Enfrente Ortega echó mano de su segunda unidad, con El Korchi y Tito Díaz al frente. Le dieron algo más de empuje a los suyos, pero para hacer la goma y quedarse siempre en la orilla (12-13, 13-14, 13-16). El Cangas aguantaba bien la presión. Moyano pedía minuto tras el 16-17 y sacaba a pista a David Iglesias. El buenense respondió con dos goles seguidos, y defensivamente Santi López y Dani Fernández robaban balones decisivos. El Guadalajara exprimió sus opciones e Iglesias sentenció a 23 segundos (20-22). Aún hubo tiempo para que Paredes anotase y que Menduiña redondease el marcador sobre la bocina (21-23).

A la venta 250 entradas para el Barcelona

El Frigoríficos del Morrazo pondrá a la venta hoy las entradas para el partido que el próximo sábado la escuadra de Nacho Moyano disputará ante el Fútbol Club Barcelona en el pabellón de O Gatañal a partir de las 17 horas. En total serán 250 las localidades que se repartirán después de que la modificación de las condiciones sanitarias en el concello permitan ampliar el aforo del polideportivo de los 50 aficionados hasta los 250. La asignación de las entradas se realizará de lunes a jueves para los abonados del club sin ningún tipo de restricción, simplemente por orden de solicitud. Y las entradas que sobren se pondrán a la venta para el público el general durante toda la jornada del viernes y el sábado por la mañana. El horario para retirarlas será en horario de mañana el lunes, miércoles, jueves y viernes de 11.30 a 13 horas y por la tarde el lunes, miércoles y viernes de 19.30 a 21 horas. Se espera que el público responda mejor que en otras citas anteriores.