El Frigoríficos del Morrazo intentará sumar esta noche (20.30 horas, pabellón de O Gatañal, con el arbitraje de los andaluces Iniesta Castillo y García Rodríguez) ante el Liberbank Sinfín la que sería su segunda victoria de la temporada y dar, de este modo, un importante golpe de efecto a nivel anímico. El conjunto que dirige Nacho Moyano, una vez estrenado su casillero de triunfos el sábado ante el Viveros Herol Nava, no quiere desaprovechar la oportunidad ante otro rival directo por la permanencia y aspira a vencer para situarse en una posición más cómoda en la clasificación de la Liga Sacyr Asobal. Ganar supondría tomarse un buen respiro, abrir una pequeña diferencia con respecto a la zona de descenso, y enfilar con mucho mayor optimismo la apretada recta final de la primera vuelta del campeonato.

El técnico madrileño del Cangas admite que los dos puntos del sábado suponen un premio al trabajo pero también un refuerzo moral de lujo. Los cangueses se han quitado la mochila que arrastraban desde principios de temporada y han materializado la buena labor que Moyano asegura se está realizando en las sesiones preparatorias. “Ahora nos queda ratificar todo esto ante el Sinfín”, subraya.

Frente al Nava las exquisiteces técnicas se dejaron a un lado para dar rienda suelta al principal pilar de la filosofía balonmanística del Frigoríficos, la defensa. Los gallegos blindaron su meta, con la inestimable ayuda de un Javi Díaz que cuajó un espectacular encuentro. La calidad defensiva dio enormes réditos y Moyano desea que siga siendo así. Y en ataque el preparador confía en que la victoria del sábado sirva para soltar el nerviosismo que podía atenazar a algunos de sus jugadores “porque somos una plantilla joven y si los resultados no acompañan...”. A la sombra de la eclosión goleadora de David Iglesias deben surgir más aportaciones para poder doblegar a la escuadra cántabra.

Moyano dispone de la totalidad de sus hombres a su disposición, por lo que ha llamado a todos y será una vez en el pabellón cuando decida los 16 que se enfrentarán al Sinfín. La plantilla está conformada por los metas Javi Díaz y Forns; los centrales Rubén y Santi López; los laterales Muratovic, Ribeiro, David Iglesias, Brais, Baptista y Gayo; los pivotes Martín, Cerqueira y Quintas; y los extremos Moisés, Dani Fernández, Vilanova y Menduiña.

El ritmo de juego, una incógnita

A pesar de que el Liberbank Sinfín se ha caracterizado por haber mantenido un ritmo alto de juego a lo largo de la competición, Nacho Moyano espera un cuadro cántabro más parecido al que jugó este fin de semana ante el Cisne. Y es que los cántabros están recién salidos de un confinamiento y su estado físico quizás no sea el más idóneo. “Creo que veremos un partido más del estilo del que jugamos contra el Nava”, afirma el preparador madrileño. Los santanderinos cuentan en sus filas con uno de los máximos goleadores del campeonato (57 dianas en 10 encuentros), un central básico en sus esquemas tras la marcha de hombres importantes como Torriko y Jorge Silva. “Ha dado un paso al frente”, afirma Moyano. Dimitrievski aporta el lanzamiento exterior, factor diferencial en una escuadra con otros elementos interesantes a juicio del técnico del Cangas, como el zurdo Zungri o el central Xavi Castro.