Ofrecer una buena imagen y redimirse de las dos últimas derrotas frente a Anaitasuna y Bada Huesca. Ese es el principal objetivo que persigue el Frigoríficos del Morrazo en el encuentro que esta tarde (19 horas, Palacio de Deportes de La Rioja, con el arbitraje de los canarios Fernanda Espino y Víctor Navarro) disputa ante el Logroño. El equipo cangués intentará puntuar ante uno de los conjuntos de la zona alta de la Liga Sacyr Asobal aún a sabiendas de la dificultad de la empresa y del diferente momento de forma que atraviesan uno y otro conjunto.

Con todo el técnico de los de O Morrazo, Nacho Moyano, se mostró especialmente satisfecho por el trabajo desarrollado por los suyos esta semana. “Ha sido la mejor con mucho de las últimas y quizás de las mejores de la temporada. Estoy muy contento a todos los niveles y ahora queda la duda de si podremos trasladarla al partido”, señala. Con un mejor tono físico y ritmo la idea del Cangas es la de plantar cara a los riojanos, para lo cual deberá mejorar de forma considerable su rendimiento en los minutos iniciales. “En siete de los nueve partidos que hemos jugado el arranque ha sido desastroso, y en todos ellos hemos ido a remolque. La realidad es que en cuatro hemos competido y en los otros cinco no lo hemos hecho”, resume el preparador.

Moyano asume que empezar mal es dar demasiada ventaja al rival y que eso no tiene nada que ver con el estado físico de su equipo tras salir de un largo confinamiento. “Todos tenemos que estar mucho más concentrados en ese tramo del encuentro”, resume. Pero habla asimismo de que el Cangas debe mejorar en todos los aspectos del juego “porque no estamos siendo competitivos”. La defensa y la portería deben ser los cimientos sobre los que el Frigoríficos asiente su juego y sus opciones de victoria, pero tan importante como eso es el no regalar nada en ataque, minimizando las pérdidas de balón y acertando más en el lanzamiento.

Del rival Moyano apunta que “a priori no tiene la plantilla más competitivas de los últimos años, pero sin embargo está rindiendo a muy buen nivel y haciendo muy buenos partidos”, señala, antes de añadir que los de Miguel Ángel Velasco pasaron por un momento complicado tras su confinamiento, “pero ahora están yendo en una clara progresión ascendente”. Su mayor peligro, manifiesta, es que “están solventando muchos encuentros antes del descanso”.

La única baja en los cangueses, que viajan hoy mismo a Logroño por carretera, es la de Brais González, con un edema en el gemelo. Tampoco entran en la lista Ángel Rodríguez y Manu Pérez, por lo que los 16 elegidos son los porteros Gerard Forns y Javi Díaz; los centrales Santi López y Rubén; los laterales David Iglesias, Muratovic, Ribeiro, Gayo y Baptista; los pivotes Martín, Cerqueira y Quintas; y los extremos Dani Fernández, Moisés, Vilanova y Menduiña.

Velasco: “Hay que ser serios en defensa”

Sin confianzas recibirá el Logroño al Cangas en su segunda cita consecutiva ante rivales gallegos tras vencer entre semana al Cisne. En declaraciones recogidas por EFE el técnico de los riojanos, Miguel Ángel Velasco pide a los suyos “respeto” a un rival que aún no ha ganado y subraya la importancia de mantener la concentración. “Hay que ser serios, sobre todo en defensa, porque más allá de lo que parezca por la clasificación cualquiera te puede dar un disgusto si no lo haces bien”. El técnico posiblemente no podrá contar con el extremo Hackbarth, que sufrió un esguince en el último partido, mientras que el lateral Ceretta es duda por unas molestias físicas. Con todo, Velasco podrá echar mano de una plantilla amplia a la que rotó ante el Cisne para mantener la frescura en su juego. El pivote Moreira, el lanzamiento del zurdo Maestro y la dirección de Casado y Balenciaga son algunas de las claves riojanas.