Suscríbete BLACK WEEK

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cangas lamenta ser “chivo expiatorio” y subraya que su brote está controlado

El club afirma que del medio centenar de casos en el municipio solo 15 son del balonmano

Ribeiro trata de filtrar un pase a Alberto Martín en el Frigoríficos-Granollers. |  // SANTOS ÁLVAREZ

Ribeiro trata de filtrar un pase a Alberto Martín en el Frigoríficos-Granollers. | // SANTOS ÁLVAREZ

La junta directiva del Frigoríficos del Morrazo-Balonmán Cangas ha mostrado su profundo malestar por las opiniones que lo sitúan en el centro de la diana al considerarlo el principal responsable de que el municipio cangués haya entrado en la fase de alerta roja. Los rectores de la entidad aseguran sentirse como “el chivo expiatorio” de una situación en la que la pandemia está golpeando “de forma indiscriminada” a numerosos concellos gallegos, y más concretamente de la provincia de Pontevedra, como Salvaterra de Miño, Vigo, Pontevedra, Marín o Porriño.

El club admite la importancia del brote surgido en sus filas, que ha afectado a un total de 21 personas, entre jugadores y cuerpo técnico tanto del equipo de Liga Sacyr Asobal como del Automanía Luceros de Primera Nacional, pero aclara que no todos estos casos computan en Cangas, al haber afectados vinculados a centros de salud de otros puntos del entorno. Según los datos facilitados por el propio club son 12 las personas que se incluirían en las estadísticas oficiales del municipio cangués, a las que habría que añadir tres familiares. “El viernes había cerca de medio centenar de casos activos en Cangas y solo 15 provendrían de nuestro foco. Es cierto que un tercio es una incidencia alta, pero también habría que preguntarse de dónde salen los 30 afectados restantes”, se preguntan desde la entidad que preside Manuel Camiña.

La otra cuestión sobre la que el Frigoríficos del Morrazo pone el acento es el hecho de que el suyo es un brote localizado y completamente controlado. Destaca que desde el primer momento se cumplieron de forma estricta todos los protocolos y que como resultado de ello no se ha extendido por el pueblo. “Plantilla y cuerpo técnico están llevando una rigurosa cuarentena que hace casi imposible la propagación del virus”, dicen, y asimismo añaden que “el mejor ejemplo de eso es que solamente hay tres familiares contagiados”. El resto de familiares y amigos que han sido contactos directos de los afectados no han presentado sintomatología compatible con la Covid-19 y aquellos que han sido sometidos a pruebas PCR han recibido un resultado negativo.

El club defiende su gestión de la crisis y asegura no estar dispuesto a ser “el cabeza de turco” de la situación de pandemia que se está atravesando “ni de la falta de información y desorganización general que estamos sufriendo”.

El Sergas pide otra PCR para dar el alta

Las altas en el Frigoríficos del Morrazo deberán esperar un poco más. Aunque el protocolo sanitario marca que cualquier positivo recibe el alta una vez ha guardado la obligada cuarentena durante un mínimo de 10 días, siempre y cuando no presente síntomas en los últimos tres, no será así en el caso del equipo de Nacho Moyano. Desde el centro de salud de Cangas se ha encargado una segunda PCR a jugadores y miembros del cuerpo técnico que dieron positivo en la primera. Los tests se pasaron entre el viernes y el sábado y el club aguarda ahora los resultados. La paradoja es que dos de los jugadores que ya habían recibido el alta médica, y que fueron de los primeros en infectarse, han visto revocada ese alta y deben esperar en sus domicilios por los resultados del nuevo test. Desde el club no son muy optimistas, ya que según la información que han recibido lo normal es que se mantengan trazas del coronavirus pese a que la carga vírica que puedan tener sea muy reducida. La situación del Frigoríficos contrasta, denuncian en el club cangués, con la del Fertiberia Puerto Sagunto, confinado también a causa de dos positivos en su plantilla. Los levantinos cumplieron los diez días de cuarentena y han podido reanudar los entrenamientos al no ser sometidos a una segunda prueba PCR. En Cangas parece más difícil poder reunir de nuevo a toda la plantilla.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats