Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol

El Alondras, ante la Liga más atípica

Otero subraya la dificultad y el escaso margen de error del sistema de competición

Futbolistas del Alondras en un entrenamiento reciente en el campo de O Morrazo.

Futbolistas del Alondras en un entrenamiento reciente en el campo de O Morrazo. // Santos Álvarez

Dos grupos, hasta tres fases distintas y una competición que será "durísima y no permitirá margen de error", como asegura Jorge Otero. Esa es la Tercera División que aguarda a un Alondras enfocado ya en una pretemporada real en la que debe adquirir el tono físico y competitivo adecuado para dejar atrás seis meses sin partidos y volver a ilusionarse con el fútbol. El conjunto cangués ha quedado encuadrado en un grupo en el que tendrá como rivales a Ourense CF, UD Ourense, Arenteiro, Barco, Arosa, Ribadumia, Atios, Pontellas, Choco, Rápido de Bouzas y Estradense, mientras que por la otra parte del cuadro estarán Fabril Deportivo, Bergantiños, Silva, Paiosaco, Fisterra, Estudiantil, Arzúa, As Pontes, Somozas, Viveiro, Racing Villalbés y Polvorín.

El sistema de competición contempla una primera fase que se jugará mediante una liguilla a doble vuelta en la que los tres primeros de cada grupo pasarán a luchar por el ascenso (grupo C), del cuarto al sexto lo harán para conseguir plaza de promoción (grupo D), y los seis últimos (grupo E) pelearán por no descender. El grupo del ascenso dará dos plazas directas y los cuatro equipos restantes disputarán una promoción con los dos mejores del grupo D con una plaza más de ascenso en juego. Mientras, en el grupo de la permanencia habrá la friolera de ocho descensos. En esta segunda fase se arrastra la puntuación de la primera y solo habrá duelos con los rivales del otro grupo, en partidos a doble vuelta. El sorteo del calendario será hoy a partir de las cinco de la tarde.

El técnico de la escuadra canguesa subraya que lo único que tiene claro es que "será una Liga muy complicada, en la que no se puede fallar. Cualquier partido que pierdas será complicado de recuperar, así que habrá que salir a tope". Es por ello que marcarse un objetivo es cuando menos arriesgado. "La meta es llegar en las mejores condiciones al primer partido, no quiero ir más allá", afirma. "Pelearemos el primer partido, luego el segundo y así sucesivamente", dice.

Y es que el sistema de competición asusta. "Puedes acabar séptimo y terminar descendiendo", razona, antes de añadir que "nos ha tocado estar en un grupo muy complicado, pero hay que afrontarlo con ilusión, ganas y trabajo".

Otero no pierde la ambición por "estar lo más arriba posible. El Alondras es un histórico de la Tercera Gallega, ha estado recientemente disputando el playoff de ascenso... Todo esto hay que tenerlo en cuenta", a pesar de que la temporada que se avecina "será muy exigente, no va a haber un solo momento de descanso". Y es que el grupo integra a algunos de los claros favoritos a luchar por el ascenso, como el Ourense CF, Barco, Arenteiro o Arosa.

Eso sí, antes habrá que despejar la incógnita de cómo estarán los futbolistas después de un parón tan largo. "No solo los jugadores sino la misma competición va a ser una incógnita", señala, antes de añadir, eso sí, que "todos partimos en las mismas condiciones y no hay que lamentarse. Solo hay que intentar adaptarse lo antes posible y ya está", sentencia el técnico del conjunto de O Morrazo.

Compartir el artículo

stats