Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

fútbol

El Bueu se queda sin ascenso por las tarjetas

Asciende el Caldelas, con peor balance de goles, pero con menos amonestaciones

Un encuentro del Bueu en su campo durante la última temporada.

Un encuentro del Bueu en su campo durante la última temporada. // Santos Álvarez

Sorpresa y malestar en el seno del Club Deportivo Bueu por los criterios empleados por la Federación Galega de Fútbol (FGF) para determinar los ascensos a Primera Autonómica. El equipo bueués se "disputaba" la posibilidad de ascender con el Caldelas: los dos equipos estaban empatados a 51 puntos, pero el golaverage general era favorable al Bueu. No obstante el premio fue para el conjunto de Tui porque se primó el "fair play" o juego limpio: los tudenses tenían 81 tarjetas amarillas frente a las 83 del Bueu. Desde el club de O Morrazo anuncian que presentarán un recurso contra esta decisión. "Cuando empieza la competición todos los equipos salen a ganar, a conseguir más puntos y goles, no a ver quien tiene menos tarjetas amarillas", argumenta el técnico del Bueu, Bruno Gago.

En el momento en el que se interrumpió la competición a causa de la crisis sanitaria del Covid-19 el Bueu marchaba en cuarta posición, con los mismos puntos que el tercer clasificado, que era el Vilaboa. El conjunto vilaboés contaba con la ventaja del mejor golaverage particular porque había logrado el triunfo en el partido de ida (3-1). Pero a la hora de establecer la clasificación definitiva se tuvo en cuenta el golaverage general. "Como no se llegó a jugar el partido de vuelta se anuló la diferencia particular y se tuvo en cuenta la general, que en nuestro caso era de +27 y en el del Vilaboa de +16", explica Bruno Gago. Así, el Bueu concluyó esta atípica temporada como tercer clasificado del grupo 10.

En condiciones normales los dos primeros clasificados de cada grupo ascenderían directamente a Primera Autonómica, mientras que los equipos entre la tercera y la sexta plaza disputarían una fase de ascenso cruzada. El ascenso de los primeros se mantuvo invariable, lo que favoreció al A Lama y San Adrián. Al Bueu le correspondería jugar un playoff contra los equipos del grupo 11, que reúne a los conjuntos del área de Vigo.

Ante la imposibilidad de jugar la FGF decidió mantener igualmente una plaza de ascenso, pero que se decidiría por los méritos deportivos conseguidos hasta el momento en el que se interrumpió la liga. Es decir, que los que optarían a ese puesto serían los respectivos terceros del grupo 10 y 11, que eran el Bueu y Caldelas.

Números idénticos

Los dos equipos presentaban números prácticamente idénticos: 51 puntos, repartidos en los dos casos en 16 victorias, tres empates y siete derrotas. El balance entre goles a favor y en contra favorecía a los de O Morrazo, con un +27 frente al +24 del Caldelas. "Pensamos que el ascenso era nuestro por méritos deportivos, pero al final tuvieron en cuenta criterios de juego limpio, que pensamos que no es lo más justo para esta situación", argumentan desde el Bueu.

La FGF se basó en el número de tarjetas mostradas a lo largo del campeonato a los dos equipos, un capítulo en el que la igualdad era casi total. Solo una diferencia de dos amonestaciones acabó inclinando el premio del ascenso para el Caldelas. Desde el Bueu anuncian que recurrirán la decisión adoptada esta misma semana por la FGF, para lo que dispone de un plazo de diez días hábiles.

El conjunto entrenado por Bruno Gago disputaba su segunda temporada consecutiva en Segunda Autonómica después de lograr el ascenso en la campaña 2017/18. Los bueueses ocuparon puestos de la cabeza desde los primeros compases de la liga, llegando a ocupar plazas de ascenso directo a Primera Autonómica.

Cuando se suspendió la competición estaba situado a ocho puntos del líder (A Lama) y a cuatro del segundo (San Adrián).

Compartir el artículo

stats