19 de marzo de 2020
19.03.2020
Balonmano - Asobal

"Declaración del personaje a 2 columnas cp 18 a 2 col"

19.03.2020 | 02:04

El Balonmán Cangas será probablemente el primer club gallego en acogerse a las medidas aprobadas el martes por el Consejo de Ministros y prepara la presentación de un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE), que afectaría a los integrantes de la primera plantilla y al cuerpo técnico. Al mismo tiempo el club aboga por la suspensión de Asobal ya que considera "poco realista" pensar que se puede retomar de forma inmediata. La liga acaba de enviar a los clubes una circular en la que les consulta si estarían dispuestos a jugar durante el mes de junio, algo a lo que la entidad canguesa se opone frontalmente porque supone un aumento de costes.

La aplicación del ERTE permitiría a la plantilla cobrar el paro, con independencia del tiempo que tengan cotizado. Por otro, al club le permitiría evitar el pago de las cuotas de la Seguridad Social, una cuantía que según su presidente, Manuel Camiña, asciende a unos 4.000 euros al mes. "Es una cantidad importante para un club como el nuestro, que cuenta con el presupuesto más modesto de la categoría y probablemente hay algún equipo de la División de Honor Plata que nos supera", apunta el máximo responsable del club. La medida afectaría a casi una veintena de integrantes, entre jugadores, el entrenador y el segundo técnico. "Es una decisión difícil, pero está prácticamente tomada. Ahora nos estamos asesorando de cómo hay que realizarla", señalan desde el Balonmán Cangas.

La entidad canguesa está convencida de que las posibilidades de retomar la competición de una manera inmediata son mínimas y pone el ejemplo de la liga de voleibol, que ya ha tomado la decisión de cancelar la competición. "Que nadie se equivoque, el balonmano español está más cerca del voleibol que del fútbol profesional", advierten desde la dirección deportiva del Balonmán Cangas.

Asobal ha pedido a los 16 clubes

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas