05 de marzo de 2020
05.03.2020
Faro de Vigo
Balonmano - Asobal

El Cangas alega que quitarle un gol ante Guadalajara sería una aberración jurídica

Subraya que la acción polémica fue analizada por la mesa y los árbitros, que decidieron mantener el tanto ä Cambiar esa decisión sería "rearbitrar" y sentaría un grave precedente

05.03.2020 | 01:30
El presidente del Cangas, Manuel Camiña, y el responsable jurídico del club, Alberto González. // G.N.

Hoy se agota el plazo concedido por el Comité de Competición para que las partes afectadas presenten sus alegaciones al expediente informativo reservado incoado a raíz del "gol fantasma" del encuentro entre el Frigoríficos y el Guadalajara. El club cangués no ha esperado hasta el final y ayer mismo remitió a la Federación Española de Balonmano sus argumentos, un escrito en el que sostiene que quitarle un tanto supondría rearbitrar el partido y sería una aberración jurídica. Por ello desde la entidad presidida por Manuel Camiña defienden que debe mantenerse el 24-23 final.

El documento elaborado por los servicios jurídicos del Balonmán Cangas subraya que cuando se detectó el incidente, en el minuto 24 del segundo tiempo, los miembros de la mesa y la pareja arbitral lo resolvieron adoptando "una decisión, como otrsa durante el encuentro, siendo cualquiera de ellas inapelable, una vez rematado el mismo". La única excepción es que se tratase de cuestiones disciplinarias, que sí pueden ser objeto de revisión. "Todo lo demás sería rearbitrar el partido", afirman.

Desde el club de O Morrazo manifiestan que esa decisión arbitral "puede ser acertada o no, como muchas otras que suceden a lo largo de cualquier partido", pero insisten en que el acta posterior se cerró con la firma de todos los representantes, incluidos los del conjunto alcarreño. "No se pueden modificar las decisiones adoptadas por el equipo arbitral a lo largo de los partidos una vez finalizados los mismos, siendo una aberración jurídica lo que pretende el Guadalajara", expone. Se refiere a la pretensión del equipo manchego de eliminar un gol al resultado final del encuentro, más aún cuando el partido continuó después del citado incidente.

Los servicios jurídicos del Cangas ponen como ejemplo otra decisión arbitral en este mismo partido, en la que se concedió un gol a Dariel García en el primer tiempo pese a que "existió una clara infacción" y a que el balón no entró en la portería, tal como se puede apreciar en la grabación del choque. "Dicha acción, como la que nos ocupa en el presente expediente, son el resultado de decisiones arbitrales adoptadas durante el transcurso del partido, ya sean más o menos graves, pero con la misma consecuencia: la concesión de un gol", reza la alegación remitida al órgano federativo.

El Cangas advierte de que corregir estas decisiones con el encuentro ya finalizado provocaría un peligroso precedente porque abriría la puerta a que todos los equipos soliciten la modificación de los resultados cuando se produzcan decisiones que entiendan incorrectas. "Estamos ante un hecho que durante el partido fue resuelto por una decisión arbitral, la cual es inapelable", remachan.

En el punto tercero de sus alegaciones el Frigoríficos del Morrazo alude a varios precedentes. El más destacado es el registrado en febrero de 2008 en un encuentro en La Albericia entre el Teka Santander y Torrevieja, bajo el arbitraje de la pareja canaria formada por Sabroso y Raluy. Hubo una interrupción por una circunstancia igual a la registrada en O Gatañal y posteriormente el Comité de Competición "no varió el contenido del acta del encuentro, manteniéndose el resultado que constaba en la misma (25-24) a pesar de que había quedado acreditado que hubo una confusión a la hora de anotar un gol al equipo local".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook