El Alondras ha perdido a un nuevo efectivo de aquí a final de temporada. El delantero Ricardo Baz, "Rícar", ha rescindido su contrato con la entidad rojiblanca por iniciativa propia, alegando falta de minutos. Rícar había sido uno de los refuerzos del mercado invernal, llegando a Cangas tras haber comenzado la campaña en el Arenteiro. En su periplo en O Morrazo el joven futbolista de 23 años de edad disputó un total de 13 encuentros, tres de ellos como titular, sin haber conseguido ver puerta. Ante el Polvorín se quedó en el banquillo y no disputó un solo minuto.

La marcha de Rícar se une a la larga lista de salidas en una temporada un tanto convulsa en el apartado de fichajes. El primero en salir de la entidad fue el lateral Ronald Lezcano, que encontró luego acomodo en el Rápido de Bouzas. Después, sería el turno del delantero Charles, y más adelante ocurrió lo mismo con Marcos Novoa -que tuvo un paso efímero por Cangas- y con el hispanomarroquí Marwan, que se fue al Puente Genil.

Con el mercado ya cerrado, Jorge Otero se quedará con únicamente 19 futbolistas en plantilla, tres de ellos porteros, e incluyendo al lesionado Pardavila. En caso de necesidad se verá obligado a recurrir al equipo juvenil, que milita en Liga Nacional.