El mercado de invierno ha sido aprovechado por los equipos de la Tercera División para reforzar sus plantillas, echando mano muchos de ellos de músculo financiero, incluso aquellos que son rivales directos del Alondras. En total unos 40 futbolistas han sido dados de alta en lo que va de año, a los que hay que sumar los contratados en la recta final de 2019. Los cangueses contrataron en los últimos días a dos viejos conocidos como el meta Nucho y el delantero Aarón y el Bergantiños, rival del domingo pasado, lo hizo con Diego Vela, el ucraniano Klak y Borja Cabanillas, que a la postre anotó dos goles a los de O Morrazo.

En la zona de descenso el Pontellas firmó el retorno del veteranísimo Yago González y el del exdelantero alondrista Charles, que anotó en el empate ante la UD Ourense. El Paiosaco, por su parte, se trajo a los jóvenes Bilal, Diéguez y Rojo, mientras que el Silva se reforzó con Ahmedov, Geri y Johnny. Más cerca, el Rápido de Bouzas unió a nombres como los de Mouriño o Carnero, llegados con la competición ya avanzada, los del meta Israel y el lateral exalondrista Lucas Carminatti. El Somozas incorporó al punta Mitogo y el As Pontes a Sergio Otero, mientras que el Polvorín equilibra la marcha de Escobar con el alta de El Hacen, fichado inicialmente para el Lugo. El Arenteiro, mientras, se llevó a una de las perlas del mercado, el delantero Javi Pazos.

Entre los equipos que pugnan por la promoción también ha habido movimientos importantes. Así, el Arosa se hizo de una tacada con Catú, Joel Sanabria y Mon, mientras que el Barco fichó a Paquito y Caique. El Ourense CF se llevó al céltico Miguel Fernández tras haber fichado antes a Michel Kolie, De Paz y Rodri y el Compostela contrató a Bicho.