Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

balonmano - Liga Asobal

El Frigoríficos afila los cuchillos

Moyano ve al equipo en "buen momento físico" de cara a la reanudación del campeonato

Javi Díaz, Mitic, Pablo Castro y Cerqueira, en una acción del entrenamiento de ayer. // Santos Álvarez

Javi Díaz, Mitic, Pablo Castro y Cerqueira, en una acción del entrenamiento de ayer. // Santos Álvarez

El Frigoríficos del Morrazo vela armas en la semana del retorno de la competición a la Liga Asobal. El conjunto cangués se medirá el viernes al Fraikin Granollers después de una pretemporada que ha servido para alcanzar un notable tono físico, así como para integrar a la última incorporación de los de Nacho Moyano, el portugués Rubén Ribeiro. El técnico madrileño se muestra satisfecho del trabajo realizado por los suyos y contento por el regreso del campeonato. "El equipo llega en un buen momento físico, en perfectas condiciones salvo el caso de Forns, que es de fuera del balonmano", afirma. El meta sigue recuperándose de una intervención quirúrgica por una fístula y su regreso es una incógnita. "La próxima semana tiene una revisión y lo mismo le dan el alta y lo tenemos para Guadalajara o bien debe estar un mes más de baja", afirma.

El único lamento de Moyano es el de no haber podido disputar un último amistoso para testar el verdadero estado de los suyos antes de reanudar la competición. "Me hubiese gustado jugar algún choque más, sobre todo ante algún equipo en las mismas condiciones que nosotros", señala. Y es que, al margen de la diferencia de categoría, el preparador asume que "los rivales no llegan con los mismos objetivos ni están en el mismo punto que nosotros", y lo ejemplifica en el derbi ante el Teucro. "Ellos estaban en plena competición y nosotros llegamos con una importante carga física. Luego la diferencia de categoría hace que las cosas se equilibren un poco más, pero tú tampoco compites igual", manifiesta. De hecho, para él el partido más útil en este periodo fue la derrota ante el Ademar, "porque éramos dos equipos en la misma situación, con mucha carga de trabajo y fatigados, y por eso nos sirvió a ambos para lo mismo".

El mes de trabajo también ha sido aprovechado para incorporar a la dinámica del equipo a Rubén Ribeiro, un jugador del que por el momento se muestra muy satisfecho Moyano. "Evidentemente no está integrado al cien por cien pero sí en un porcentaje muy alto, sobre todo porque es trabajador e inteligente, y se adapta muy bien", apunta.

Así pues, el equipo cangués enfila la semana definitiva para medirse a un Granollers al que ya doblegó en la primera vuelta, en el que fue el mejor partido de los de O Morrazo en lo va de temporada, tal y como reconoce su técnico. "Fue el mejor globalmente y en el plano individual de algún jugador, pero no es lo mismo jugar aquí que en su casa. Y es cierto que los cogimos en un momento un tanto extraño", afirma.

De hecho, los vallesanos contaron en ese partido con Antonio García Robledo, que unos días después materializaba su fichaje por el Nantes de la Liga Francesa. Su puesto lo ha ocupado Nenadic, "un jugador que usan menos que a Antonio, en momentos puntuales donde necesitan lanzamiento exterior". La incógnita, como después de cualquier parón, será ver cómo responde cada equipo. "Ellos no han sido muy regulares; son capaces de hacer partidos muy serios y luego otros en los que no brillan tanto", afirma Moyano, que aguarda a un Granollers "enrabietado por la derrota que encajaron en la primera vuelta".

Compartir el artículo

stats