04 de diciembre de 2019
04.12.2019
balonmano - Asobal

El Cangas busca la sorpresa ante el Bidasoa Irún

El Frigoríficos llega con cuatro bajas a una pista donde ha puntuado en sus últimas visitas

04.12.2019 | 02:32
Brais será uno de los jugadores que hoy tenga oportunidades en la primera línea. // S.Álvarez

El Frigoríficos del Morrazo afronta el tramo decisivo del final de la primera vuelta. La expedición canguesa llegó ayer a Irún, donde esta tarde (20.15 horas) jugará en el mítico Artaleku ante el Bidasoa. Un encuentro vital para los cangueses, que necesitan arañar algún punto y evitar quedar descolgados en la lucha por la permanencia. Será un encuentro doblemente complicado. En primer lugar, por el rival, que es cuarto clasificado con 18 puntos. Y en segundo lugar por las condiciones en las que llega el conjunto entrenado por Nacho Moyano. Las desgracias en forma de lesión se le acumulan a los cangueses en este tramo de la campaña y hoy no estarán en Irún hasta cuatro jugadores de la primera línea: David Iglesias, Kuran, Doder y Mitic.

El Bidasoa es uno de los rivales que en las últimas temporadas se le ha dado bien al Cangas y en sus últimas visitas al pabellón irundarra ha conseguido puntuar. Los de O Morrazo intentarán dar continuidad a esa tendencia y conseguir su primer resultado positivo lejos de su feudo esta temporada. Pese a todo Moyano reconoce que inconscientemente la plantilla piensa más en el encuentro del sábado en O Gatañal ante el Huesca, un rival a priori más asequible que el Bidasoa. Por ello también apostará por dosificar esfuerzos de cara a ese duelo.

Las ausencias en la primera línea darán más minutos de juego a jóvenes como Peiró, Martín Gayo o Brais que acompañarán al montenegrino Alen Muratovic. A ellos se sumará Ángel Rodríguez, que volverá a contar con minutos con el primer equipo. El lateral del Luceros volvió a enfundarse la elástica del Frigoríficos en el encuentro ante Anaitasuna y Nacho Moyano destacó su aportación al final del choque.

El Bidasoa se encuentra en una situación diametralmente opuesta. Los de Jacobo Cuétara están empatados a puntos con el Logroño y este año disfrutan de su regreso a la máxima competición continental. Los vascos han concluido la primera fase como líderes de su grupo y ahora se centran en conseguir uno de los tres billetes para disputar la Copa Asobal. Desde el conjunto irundarra reconocen la "dificultad" de medirse al Frigoríficos del Morrazo, pero no rehuyen el papel de teórico favorito. El Bidasoa también confirmó en los últimos días un nuevo fichaje de relumbrón para la próxima temporada, con el regreso de uno de sus "hijos pródigos": el pivote Julen Aguinagalde, que actualmente milita en el Kielce polaco.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook