Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Lo más importante es la cabeza", afirma

Tras haber estado concentrada en la Residencia Blume y haber formado parte del Club Natación Sabadell, Bea Gómez tomó hace un año la decisión de volver a casa. Lo hizo para centrarse en los estudios y dejar al deporte en un segundo plano. "Allí no podía priorizarlos nunca, porque yo estaba becada por unos resultados deportivos. Y me di cuenta de que de la natación no iba a vivir y que tenía que estudiar", relata. Y se decidió por una carrera de nuevo cuño como Ingeniería Biomédica.

Pero, además de la parte puramente académica, la necesidad de estar en casa también pesaba. "A medida que van pasando los años los deportistas nos damos cuenta de ello. Primero ves que en otros sitios tienen mejores instalaciones, un buen grupo de trabajo, etcétera, pero con el paso del tiempo sabes que lo más importante es la cabeza. Si ella no funciona, el cuerpo tampoco lo hace", asegura. "Aquí te quitas la presión de que puedes perder la beca y puedes desconectar, algo que es muy necesario. Como en casa no estás en ningún sitio", sentencia la nadadora.

Compartir el artículo

stats