El Automanía Luceros disputa hoy su quinto partido de la temporada con el objetivo de mantener su inmaculada racha. Los cangueses cuentan sus encuentros por victorias y hoy se enfrentan al Saeplast Cañiza, un conjunto que de momento solo suma un punto. El técnico del Automanía, Miguel Santorio, advierte de que se trata de una posición que no refleja el verdadero potencial del rival de esta tarde. "Tuvieron un inicio de calendario muy difícil, con partidos ante Lanzarote y Xiria. Seguramente a partir de ahora empezarán a sumar puntos, aunque intentaremos que no sea hoy", explica el entrenador.

Santorio cuenta con la baja del portero Yeray Simes, que en el partido de la semana pasada ante el Carnes DoRibeiro-Ourense sufrió un esguince en el tobillo y no llega a tiempo para el encuentro. Su lugar lo ocupará el juvenil Javi Fernández, que junto a Abel Lovera completará la portería del Automanía Luceros. El parón de esta semana en Asobal facilita que el técnico pueda contar con algunos de los jugadores del primer equipo, a excepción de Brais, que está en la concentración con la selección española junior. Santorio convocará al pivote Pablo Castro y al lateral Martín Gayo, mientras que Peiró y Vilanova tendrán descanso.

El técnico reconoce que los resultados cosechados hasta ahora son un importante refuerzo anímico y de confianza para el Automanía, que ocupa la segunda plaza en la tabla. "Pero esta categoría es muy igualada y más aún en los partidos a domicilio", advierte.

El Saeplast Cañiza perdió a algunos jugadores importantes con respecto a la pasada temporada, como el central Jacobo, aunque lo ha remplazado por Xosé Canedo, que estuvo en Asobal con el Sinfín. "Es un equipo al que le gusta jugar rápido, con ataques posicionales cortos y una defensa 6.0", explica Miguel Santorio. Unos parámetros que coinciden con los del Automanía Luceros, que tiene como asignatura pendiente encajar menos goles. En la última jornada ante el Carnes DoRibeiro ya consiguió ese objetivo, encajando solo 21 tantos.