En tres jornadas Nacho Moyano ha demostrado que no le tiembla el pulso lo más mínimo a la hora de repartir minutos entre sus jugadores. Después de que en la primera jornada de Liga se produjese el debut en la Asobal del extremo Carlos Vilanova y del lateral Martín Gayo, el sábado fue el turno de otra de las incorporaciones de futuro en el equipo cangués, Brais González. El jovencísimo jugador lalinense saltó a la cancha en la segunda parte, en momentos de igualdad en el marcador, para cumplir en acciones defensivas. Su trabajo en retaguardia se vio acompañado asimismo con un gol de contraataque.

"Yo soy así para lo bueno y para lo malo. El que viene y entrena duro tendrá su oportunidad. Y si Brais lo hace, con qué cara lo dejo yo fuera. Se lo ha ganado y estoy contento porque estuvo muy correcto en líneas generales", afirma el entrenador del Cangas, Nacho Moyano.

De este modo los 18 jugadores del Frigoríficos del Morrazo -entre plantilla propia y vinculados del Luceros- ya han tenido la oportunidad de jugar minutos en esta temporada. Moyano no le pierde ojo además a los jóvenes valores del Luceros, por si en cualquier momento tuviera que echar mano de ellos. La apuesta de la cantera del entrenador madrileño y del club es decidida y así se quiere que siga siendo a lo largo de las próximas temporada. El futuro del Cangas está en esa cantera de jóvenes talentos del balonmano.