12 de junio de 2019
12.06.2019
rugby - División de Honor B

"Estamos preparados para sufrir"

El entrenador del Kaleido, Adrián Lago, cree que los primeros veinte minutos de la promoción de permanencia contra el Gaztedi "marcarán la pauta" ä Ensaya variantes por la baja de Maka

12.06.2019 | 01:50
Fdv
Fdv

El corazón del Kaleido Universidade de Vigo, después de tres meses en fibrilación, vuelve a latir con normalidad o al menos con esperanza. El XV del Olivo se mide en la eliminatoria de permanencia al Gaztedi: este domingo (11.30) en Vitoria y siete días después (12.00) en As Lagoas. "Somos un equipo sufridor. Emocionalmente estamos preparados", sostiene el entrenador olívico, Adrián Lago.

El Kaleido disputó su último encuentro el 24 de marzo. Cerraba como penúltimo del grupo A de División de Honor Plata la temporada regular. Plaza en teoría de promoción de permanencia, pero sujeta a los arrastres con División de Honor. Los vigueses se han pasado tres meses sufriendo como espectadores los vaivenes que afectaban a su propio destino. El descenso del Gernika de la élite al grupo A y el fracaso de Ourense, Burgos y Bathco en su asalto al ascenso directo suponían la pérdida directa de la categoría para el Kaleido. Quedaba una opción, en teoría descabellada: que el Bathco batiese a La Vila, penúltimo de División de Honor. El de inferior categoría solo se había impuesto en una de las quince promociones disputadas con este sistema. Lo impensable sucedió. Los cántabros ganaron en La Albericia 30-14 y resistieron el acoso de La Vila en los últimos segundos en El Pantano (39-27). El hueco dejado en el grupo por el Bathco ha resucitado al Kaleido.

Aún faltaba por conocer la identidad del rival, en la conclusión del largo proceso de eliminación de los campeones de Autonómica. El Oviedo ganó al Gaztedi tanto en el campo del Naranco (38-32) como en Gamarra (26-34). Los asturianos regresan a Honor B un año después. Los vitorianos se medirán al Kaleido.

Adrián Lago ya maneja información sobre el Gaztedi, que responde a ese perfil del rugby vasco que por tradición le resulta indigesto al XV del Olivo. "Es un equipo que no se rinde. Aparentemente no tienen jugadores que destaquen o marquen la diferencia, pero son muy duros. Es un rival como Eibar y Uribealdea, de ese estilo, muy férreo en defensa. Vamos a ver cómo estamos en las fases estáticas. Ellos tienen gente veterana, de peso. Disponen de un buen pateador. Debemos tener cuidado con los golpes de castigo".

La primera preocupación del técnico vigués es el estado de su propia formación, después de tanto tiempo inactiva. Abril fue mes de descanso, aunque cada jugador tuviese su plan de gimnasio. Desde entonces la plantilla ha ido realizando entrenamientos colectivos, ignorando durante semanas si valían de algo. "Esperábamos lo que se iba resolviendo, que parecía que no sería a nuestro favor", recuerda Lago. "Llevamos varias temporadas sufriendo hasta el último momento, somos un equipo sufridor. Emocionalmente estamos preparados. No es algo que nos venga de nuevo o por sorpresa".

El técnico entiende que cada conjunto afronta su propio lastre, opuesto pero quizá de igual peso: "No competir desde finales de marzo es un hándicap para nosotros. A lo mejor también es un hándicap para ellos estar jugando desde octubre y con partidos seguidos y duros en el último mes y medio. Les puede pasar factura por exceso de jugar y a nosotros, por defecto".

El Kaleido necesita sobrevivir a lo que tarde en quitarse el óxido de sus articulaciones y mecanismos. "La clave del partido de ida y de la eliminatoria, lo he hablado con los jugadores, está en los veinte primeros minutos del partido de ida", precisa Lago. "Ellos querrán imponerse. Si lo solventamos y sacamos ventaja, luego habrá que jugar el resto, pero ese tramo marcará la pauta de la eliminatoria. Dependerá de cómo lo gestionemos en el contacto y en cómo juguemos".

Albariño y Mauro se perderán el partido de ida por motivo laborales. La ausencia que es más duele es la de Maka Tatafu, martillo hidráulico en la delantera, "tryman" durante las últimas campañas, que ha tenido que operarse del hombro. Pero Lago no pierde la perspectiva positiva: "Para nosotros es una baja importante pero también es una oportunidad. Ellos verán en los vídeos que focalizamos mucho nuestro ataque en Maka. Les resultará una incógnita cómo vamos a jugar sin él. Estamos entrenando para adaptarnos. No sabrán a qué atenerse. Otra cosa es que nos salga lo que hemos preparado".

El Vigo Vellos derrotó al Mareantes | El rugby vigués, aunque pendiente de lo que suceda con el Kaleido, también tiene tiempo para la nostalgia. En As Lagoas se enfrentaron el Vigo Vellos, compuesto mayormente por exjugadores del Vigo RC, y los veteranos del Mareantes. Los componentes del conjunto olívico se impusieron a los pontevedreses por 25-20. Helena Rodríguez, la entrenadora del equipo femenino del Vigo, ejerció como árbitra. El encuentro había quedado pendiente desde 2018, cuando las dos entidades celebraron su trigésimo aniversario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook