Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nacho Moyano: "El 'feeling' con el Frigoríficos fue inmediato y la ilusión y las ganas se impusieron"

El técnico apuesta por mantener el bloque defensivo y dar más velocidad al ataque

Nacho Moyano este fin de semana en Pontevedra dirigiendo al iKasa Madrid. // Santos Álvarez

-¿Cómo afronta el reto de entrenar a un club como el Frigoríficos del Morrazo?

-Con muchas ganas e ilusión. Es un reto completamente nuevo para mí, nunca imaginé recibir una oferta de un club de Asobal. Es verdad que en los últimos cuatro o cinco años tuve propuestas de la División de Honor Plata o de Primera Nacional, pero no de Asobal. Llego con mucha ilusión, expectante por saber cómo respondo al reto que se me plantea y con muchas ganas porque creo que estoy preparado.

-Lo suyo no es un paso adelante, es más bien un salto enorme. ¿La ilusión ha vencido al posible vértigo?

-Sí que es un cambio importante. Al final pudieron la ilusión y las ganas de trabajar, que es algo que sí puedo asegurar. Le puedo decir que el feeling con el Cangas fue inmediato. Me han ofrecido cosas económicamente superiores y otros proyectos y les he dicho que no. Lo que me ha conquistado de Cangas no es ni siquiera el hecho de ser de Asobal: fue el trato, la afición que tiene detrás, la manera en que se vive el balonmano, lo bien que habla todo el mundo del club... Ahora mismo estoy deseando vivir un partido con el ambiente y con la afición como el derbi contra el Teucro. Lo primero que te preguntas es si vales y si serás capaz de afrontar el reto. Mi cabeza me respondió que sí, primera impresión del club fue buena y el feeling inmediato.

-Desde el club destacan su conocimiento de los jóvenes valores y la apuesta por la cantera, que también es una de las características del Cangas

-Es verdad que tengo mucha relación con los jóvenes por las concentraciones de la selección de Madrid y de la Federación Española. Mi filosofía es muy parecida a la del Cangas, a lo que yo he mamado siempre. Hay que ser consciente de lo que hay y de que no se puede hipotecar todo el club.

-¿Cómo será "su" Cangas?

-Quiero intentar mantener el bloque defensivo que tan bien ha funcionado. A pesar de su posición en la tabla el equipo concluyó como uno de los conjuntos menos goleados. Es fundamental mantener el binomio entre portería y defensa. Dicho esto, me gusta que mis equipos jueguen rápido al contragolpe y en el ataque posicional. Intentaremos darle algo más de velocidad al juego.

-Ayer publicaba en sus redes una carta para despedirse del iKasa. Dice que su "reloj biológico" ahora le pide nuevos retos. ¿Qué es lo que ha cambiado con respecto a otros años?

-Soy una persona muy sentimental y pasional, me guio mucho por la primera impresión. Hasta ahora las ofertas que me llegaban me generaban más dudas que certezas o la ilusión que me generaban no era suficiente. Sin embargo, la propuesta del Cangas removió muchas cosas dentro de mí. Me invadieron las ganas y la ilusión, me dije tengo que ir sí o sí.

-Supongo que no hay dudas para el objetivo de la próxima temporada: la salvación.

-Sí. Será un año para sufrir, para intentar ganar punto a punto y fin de semana a fin de semana. Tenemos que hacernos fuertes en O Gatañal, que tiene que ser un infierno en el que a los rivales les cueste mucho puntuar.

Compartir el artículo

stats