15 de mayo de 2019
15.05.2019

Un pulso por la permanencia

Serra y Montes eluden la presión de un derbi que definirá el futuro de Frigoríficos y Teucro - El técnico local confía en imponer el factor cancha y el visitante en nivelarlo

15.05.2019 | 01:56
Magí Serra y Luis Montes, ayer en el puerto de Bueu. // Gonzalo Núñez

Sonrientes, tranquilos, incluso relajados, nada que ver con el que previsiblemente será su estado el sábado, cuando Magí Serra y Luis Montes vuelvan a encontrarse en el pabellón de O Gatañal, pero ya con la permanencia en juego. Los entrenadores de Frigoríficos del Morrazo y Teucro Condes de Albarei se citaron ayer en Bueu en la antesala de un derbi decisivo. Y es que lamentablemente la temporada de ambos ha marcado que en la Liga Asobal solo puede quedar uno. Ambos son conscientes del carácter especial de un duelo que no se repetirá el año que viene.

Son casi debutantes a la hora de afrontar derbis -Magí Serra suma dos, Luis Montes solo uno como primer espada en el banquillo teucrista- pero a ninguno de ellos escapa el carácter especial de unos duelos de rivalidad que en ocasiones tienen una trascendencia máxima, como el del sábado. Frigoríficos y Teucro se juegan la permanencia. A los locales les basta con sumar un punto, los visitantes necesitan ganar para llegar con opciones a la última jornada. Estas son las impresiones de los técnicos.

un derbi vital

"Es uno de los más trascendentes, pero es exactamente igual al de hace tres dos años. A nosotros no nos valía el empate, igualamos y acabamos descendiendo", recuerda Luis Montes. "Es una situación que ninguno desea entre dos clubes que se llevan bien, pero este es nuestro trabajo y tenemos que aprovechar nuestro buen momento de juego, de estilo y de resultados", manifiesta Magí Serra.

el papel de la presión

Si los condicionantes deportivos son fundamentales, no menos importancia tienen los anímicos, y el hecho de jugar con la presión de todo lo que está encima de la mesa puede pasar factura. Serra asume que la presión será "muy grande para ellos, porque se juegan todo. Nosotros tenemos la posibilidad de que con un empate o una victoria nos salvamos. Creo que los nervios irán más en contra del Teucro que en contra nuestra". Montes, por su parte, trata de restar carga emocional a los suyos y asegura que "ha sido un año muy duro, y la presión la hemos dejado de lado hace semanas, cuando parecía imposible". Con los pontevedreses cinco puntos por debajo de la zona de salvación y un calendario no demasiado sencillo llegó el punto de inflexión. "Ahí desapareció la presión. Nos hemos propuesto luchar hasta el final y de los últimos meses el choque ante el Valladolid es el único en el que no hemos competido. Vamos con toda la ilusión del mundo", dice.

momento de los equipos

"Tenemos muchas ganas de que llegue el sábado, los jugadores están entrenando como nunca y expectantes", afirma el técnico del Cangas, mientras que su homólogo del Teucro asegura que "llegamos bien, solo que no dependemos de nosotros mismos. Hace semanas todos nos daban por muertos y nos hace mucha ilusión llegar a la penúltima jornada con posibilidades de seguir luchando".

el factor o gatañal

Dos victorias por cada bando y seis empates en diez encuentros hablan de la igualdad en este tipo de enfrentamientos, en los que el factor cancha no siempre suele ser decisivo. Las opiniones de los entrenadores en este aspecto son, obviamente, divergentes. Serra subraya que "en nuestra casa estamos haciendo partidos muy serios contra equipos de la parte alta de la clasificación. Estamos muy motivados", y añade que "los derbis son fundamentales para la afición, de los mejores que se viven en la Asobal. Y vamos a ir muy motivados porque nuestra afición también es la mejor de la Liga". Montes, por su parte., asume que el Cangas siempre ha movilizado gente para ir a Pontevedra, equilibrando en número a los locales, y por eso espera que "nuestros aficionados también se movilicen para ir Cangas y veamos un gran ambiente en O Gatañal, y podamos contrarrestar ese posible factor cancha".

las claves

Apostar por una única clave es muy complicado en cualquier partido, y más aún en encuentros con un componente emocional tan intenso como los derbis, y con tantas cosas en juego como la continuidad en la categoría. Por eso para el entrenador del Cangas el camino hacia el éxito se basará en "seguir haciendo lo que estamos haciendo, no cambiar mucho más". El estilo, el trabajo, apunta asimismo Serra, "deben ser los mismos que cuando competimos contra los grandes. Es la línea a seguir". Montes es más terrenal en su respuesta y focaliza su atención en "la defensa y la portería, sin lugar a dudas". Javi Díaz y la dupla Santana/García Lloria llegan "en un buen momento". El técnico del Teucro afirma que "el Cangas basa buena parte de su juego en la defensa, en tratar de encajar los menos goles posibles. Y nosotros cuando controlamos la defensa estamos más cómodos, a pesar de que recibimos goles porque jugamos más posesiones en cada partido".

eliminar a un rival

Tanto Serra como Montes encajan con humor la pregunta de qué jugador contrario dejarían en la grada el sábado. El catalán no quiere personalizar en exceso, pero acaba señalando que "está claro que Davor Cutura lleva las riendas de este equipo", aunque tampoco quiere dejar en el tintero a "otros como Fischer. El Teucro es un conjunto en el que también tienen importancia su portería, los extremos...". Montes, por su parte, no tiene dudas y apunta al eje "Javi Díaz-Chapela-Cerqueira. Cualquiera de los tres me valdría. Es cierto que Suso Soliño nos metió 13 goles en el partido de la primera vuelta, tienen a Vujovic y Moisés, a Muratovic... Es una gran plantilla, pero elegiría a cualquiera de esos tres jugadores que forman su columna vertebral".

confrontación de estilos

La defensa y el ritmo pausado del Frigoríficos contra el ataque y el ritmo más endiablado del Teucro (más atenuado ahora por los cambios en su plantilla). Es uno de los escenarios que mejor puede describir el derbi del sábado, otorgando mayores réditos a quien sea capaz de imponer su estilo propio. Serra no está convencido de que sea así, sino que apuesta más por "un partido de momentos, de momentos en los que tocará sufrir, de estar ahí, de todo tipo. Y quien esté más atento será el que pueda llevarse el gato al agua". Montes, por su parte, admite que las diferencias son evidentes entre ambos conjuntos. "Ellos son el equipo menos goleador de la Liga y uno de los menos goleados. Nosotros somos el más goleado y el sexto más anotador. Los estilos están claros", subraya, antes de resaltar que "nosotros somos más rápidos, queremos más posesiones, ataques más dinámicos. Ellos más control y rigor. En Pontevedra impusieron su juego y acabaron ganándonos", resume el preparador.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook