La presencia de Suso Soliño en la convocatoria es la única duda que a día de hoy mantiene el Frigoríficos del Morrazo para el partido del próximo domingo en el pabellón Amaya Valdemoro ante el Alcobendas. El veterano jugador estuvo entre los 16 elegidos por Magí Serra ante el Bada Huesca, pero no disputó un solo minuto. La razón es que el propio extremo comunicó al entrenador el mismo domingo que no se encontraba en condiciones para poder jugar.

Soliño había probado su estado físico en los últimos entrenamientos de la semana pasada después de un periodo de convalecencia que se ha extendido a lo largo de todo el periodo vacacional. El histórico jugador cangués parece recuperado de sus problemas en la rodilla derecha, pero todavía tiene molestias en el hombro izquierdo. Serra confía en que aproveche esta semana para ponerse a punto y poder contar con sus servicios.