12 de diciembre de 2018
12.12.2018

Okay teme a la "relajación"

El centrocampista turco confía en que el Celta saque adelante el partido contra el Leganés para sumar el tercer triunfo seguido

12.12.2018 | 03:58
Okay pugna por el balón con Moi Gómez, del Huesca. // José Lores

"Hemos ganado dos partidos muy importantes, pero hay que seguir trabajando para ganar más y mejorar en la clasificación. No podemos relajarnos porque hay que seguir sumando puntos", manifestó ayer Okay Yokuslu desde la sala de prensa de A Madroa al analizar los dos últimos partidos del Celta, en los que sumó seis puntos para dar un salto en la tabla que le ha acercado a dos puntos de los puestos europeos, objetivo en el que vuelven a pensar los célticos.

"Eso es lo que queremos todos y si seguimos por este camino podemos conseguirlo al concluir la temporada", señaló Okay en referencia a los deseos de concluir el curso en la zona noble de LaLiga.

"Fueron tres puntos muy importantes ante Huesca y Villarreal, pero necesitamos más. Podemos hacerlo mejor. No es posible estar relajados porque tenemos que continuar. Tenemos que seguir subiendo en la clasificación", reiteró Okay.

El internacional turco se ha visto beneficiado con el cambio de entrenador: "Mohamed es buena persona, un buen entrenador, pero no le fue bien. Ahora estamos con Cardoso, con el que hemos hecho muchos entrenamientos de táctica para mejorar sobre el campo. Nos fue muy bien en los dos últimos partidos, y a mí de forma individual. Fútbol es fútbol. Por supuesto que cambiamos el plan de juego pero para mí nada ha cambiado. Estamos jugando con futbolistas diferentes. Las diferencias son muy pequeñas, no en grandes detalles para mí", reconoce.

Tras superar al Huesca y al Villarreal, el Celta recibe el viernes al Leganés. Okay espera "un partido diferente" al del Estadio de la Cerámica. "Contamos con la ventaja de tener a nuestros aficionados e intentaremos conseguir un gol rápido para que el partido se ponga de cara. Si lo conseguimos, será mucho más fácil", sostiene un futbolista que se siente cómodo en Vigo, junto a su novia: jugadora del Xuvenil de Teis de voleibol. "Estoy muy feliz. Cuando vine por primera vez a Vigo, todo el mundo fue muy amable conmigo y me ayudó", dijo el futbolista turco después de proclamar su alegría por el primer gol anotado en LaLiga: el segundo del Celta ante el Villarreal.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook