31 de octubre de 2018
31.10.2018
ÚLTIMA HORA
La exhumación de Franco del Valle de los Caídos será este jueves
balonmano - Liga Asobal

El Frigoríficos, a recuperar efectivos

Gavidia y Cerqueira superan sus molestias y David Iglesias acelera para reaparecer

31.10.2018 | 03:11
Dani Cerqueira se ha recuperado de sus molestias en la zona lumbar. // Gonzalo Núñez

El Frigoríficos del Morrazo trabaja para recuperar efectivos de cara al importante encuentro del próximo sábado en La Albericia ante el Blendio Sinfín. Después de los tres días de descanso concedidos durante el fin de semana por Magí Serra a sus pupilos, el equipo ha regresado a los entrenamientos y lo hace con más de una buena noticia, como el hecho de que dos de los pilares defensivos de los gallegos, Franco Gavidia y Dani Cerqueira, ya han superado completamente sus molestias y se encuentran al cien por cien para formar parte de la expedición canguesa. El argentino tenía un problema en una pierna mientras que el capitán sufría molestias en la espalda que obedecían a una sobrecarga. La inactividad les ha sentado muy bien a ambos, que ya afrontan con ganas el segundo tramo de la primera vuelta del campeonato, cuyas primeras paradas serán el Sinfín y el Qabit Guadalajara.

La otra buena noticia es la buena evolución de David Iglesias, que ha entrenado con relativa normalidad junto a sus compañeros tras varias semanas de parón a causa de una pubalgia. La idea es que el lateral izquierdo buenense teste sus sensaciones, ya que son las que le irán diciendo si está en condiciones de reaparecer el sábado o no. Y es que, aunque durante la sesión preparatoria no hubo problema alguno, habrá que ver cómo asimila su cuerpo la intensidad del entrenamiento. Serra quiere ser cauto con la posible reaparición del joven jugador, que reforzaría una primera línea en la que alguno de sus compañeros ha tenido que acumular más minutos en los últimos compromisos.

Más incógnitas se abren con la posible presencia en el equipo tanto de Moisés Simes como de Suso Soliño. Al primero de ellos se le ha detectado un pequeño hematoma y se le practicará una ecografía para comprobar su estado y ver si ya ha cicatrizado por completo la rotura de fibras que lo ha apartado de las canchas. El extremo todavía no se ha incorporado al trabajo de grupo. El veterano Soliño, por su parte, arrastra un resfriado que no le permitió entrenar el lunes. Con todo, su principal problema son las molestias en el tendón rotuliano que tampoco le dejaron entrenar con normalidad la pasada semana. A lo largo de estos días habrá que ver si los dos extremos experimentan una mejoría.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas