21 de mayo de 2018
21.05.2018
fútbol - Fase de ascenso a Segunda DIVISIóN b

El Langreo frena en seco al Alondras

Los asturianos demuestran una gran efectividad y se van de Cangas con una ventaja muy amplia ä Héctor, Omar y Aimar fueron los autores de los goles ä Pardavila dispuso de las dos mejores ocasiones locales

21.05.2018 | 04:41

Dura derrota la encajada ayer por el Alondras en el encuentro de ida de la primera ronda de la fase de ascenso a Segunda División B. El resultado de 0-3 pone las cosas muy difíciles para los cangueses, que deben recurrir a una heroicidad si quieren tener opciones de remontar la eliminatoria el próximo fin de semana en el campo de Ganzábal. La fiesta fue para los más de 150 aficionados del UP Langreo que coparon la mitad de una grada del campo de O Morrazo y cantaron sin desfallecer en todo momento durante el choque, ante una afición local que sufrió demasiado pronto el golpe de un gol en contra.

El Langreo se plantó en Cangas con una presión alta arriba y con Sánchez y Omar turnándose en punta mientras Damián entraba por la izquierda y Montes, por la derecha. Este segundo fue un quebradero de cabeza para la zaga local hasta que fue sustituido. El Alondras jugó con cuatro defensas, con Iván Pérez y Abel en el medio del campo y Champi enlazando con los atacantes Álex Rey, Jonás y Pardavila.

La primera oportunidad, nada más empezar, fue para Pardavila, que recogió un balón peinado y disparó al segundo palo cruzado. El meta local Adrián se estiró para evitar el gol. Poco después golpearía por dos veces seguidas el Langreo. La primera, en un centro de Damián que atrapa Martín sin problema y la segunda, en el minuto 7 de partido, acabaría en gol. Sánchez filtró un pase alto de espaldas a la portería del Alondras, el balón llegó a Omar y Cristian de tacón casi la sirve en la frontal. Un despeje corto de la defensa del Alondras fue cazado por el centrocampista Héctor que llegaba de segunda línea y de un zapatazo raso batió a Martín desde fuera del área.

El Alondras trató de responder rápido. En un balón colgado Pardavila es derribado dentro del área entre protestas de penalti de la afición local, pero el colegiado no señaló nada. Omar tuvo después una buena ocasión para el Langreo que se fue a la izquierda de Martín.

Ante la presión arriba de los asturianos, Abel e Iván Pérez se incrustaron en varias ocasiones entre los centrales para mejorar la salida del balón.

En el ecuador de la primera mitad la posesión era del Alondras, pero el extremo Montes llevaba peligro por los visitantes con jugadas como una brillante en la que regateó a dos defensas locales pero no llegó a disparar. También el lateral cangués Varela, con un caño, generó un ataque peligroso que consiguió desviar a saque de esquina la defensa visitante. En el minuto 32, un pase en largo a la espalda de la defensa local acabó con Sánchez, escorado, delante de Martín, que logró repeler con las piernas su disparo.

El portero del Alondras también respondería de forma brillante a un disparo de Montes tras una conducción de pelota en la frontal del área. Eso sí, en el minuto 40 no pudo hacer nada en una jugada que comenzó por banda derecha del ataque del Langreo. Montes filtró un balón a Héctor que se la puso en boca de gol a Omar. Anotó el segundo tanto.

El Alondras se llevaba demasiado castigo al descanso, a tenor de la cantidad de minutos en los que dominó la pelota.

En la segunda parte el ritmo del encuentro bajó pero el dominio del esférico fue del Alondras, aunque en muchas fases no lograba dar el pase definitivo que inquietase al portero Adrián y permitiese a los rojiblancos meterse de nuevo en la eliminatoria.

La ocasión más clara para los locales en todo el encuentro llegó en el minuto 55 de partido, cuando Pardavila enganchó un disparo raso que obligó a Adrián a exhibir agilidad para enviar el cuero a saque de esquina. El entrenador local trató de darle fluidez al ataque con la entrada de Gabri, pero el Langreo se replegó muy bien sobre todo a partir del minuto 62, cuando el técnico visitante renunció a los contragolpes de Montes y lo cambió por el mediocentro defensivo César.

A partir de entonces, las salidas desde atrás con peligro fueron conducidas por Héctor, que abandonó su posición en la medular para jugar cerca de la línea de cal en la banda derecha.

El 0-3 definitivo lo anotaría a falta de 15 minutos para el final Aimar, que acababa de entrar al campo. Un centro de Sánchez fue rematado por Omar. El rechace de Martín acabó en la cabeza de Aimar que la coló en la portería al segundo palo.

Un disparo tras un saque de esquina de Champi y una ocasión final a las manos de Adrián por parte de Nacho fueron las últimas oportunidades locales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook