Satisfecho por la marcha del equipo pero también por la respuesta de la afición. El presidente del Frigoríficos del Morrazo, Manuel Camiña, se mostró más que contento por lo vivido el sábado en el polideportivo cangués, con una sufrida victoria ante el Villa de Aranda en la que mucho tuvo que ver el público. "Se vio al verdadero O Gatañal. La gente fue la que ganó el partido, porque sin su apoyo no lo hubiésemos levantado. Meter 20 goles en 30 minutos después de ir perdiendo de siete y de jugar mal no se hace siempre", afirma el dirigente cangués.

Manuel Camiña apunta que la afición canguesa ha vuelto a engancharse al balonmano, una tendencia que se ve en las últimas temporadas y que el sábado ante el Aranda no hizo más que confirmarse. "Han subido los socios y estamos haciendo buenas entradas. De hecho, ante el Aranda la entrada fue más o menos como la del partido ante el Barcelona", señala. Entre las claves de esa recuperación del espíritu de O Gatañal están que "el equipo juega bien. Hace un balonmano bonito, atractivo", además del hecho de que la plantilla esté integrada por jugadores de la cantera o de la zona. "Cuando ganamos en Puerto Sagunto nos decían que daba gusto ver jugar tan bien a un equipo en el que casi todos eran jugadores de la cantera", recuerda.

El dirigente cangués subraya que "hacía tiempo que no se veía al pabellón así". Ahora, su deseo es que el ambiente se repita cada quince días cuando los suyos jueguen en casa.