05 de octubre de 2014
05.10.2014
balonmano » Asobal

El Frigoríficos se vuelve con un punto

El Cangas tuvo el triunfo en sus manos, pero los errores en ataque de los últimos minutos dieron vida al Zamora

05.10.2014 | 02:01
Suso Soliño con el balón en el partido de ayer, en el que fue el máximo goleador con 9 tantos.

El Frigoríficos del Morrazo se trajo ayer un punto de su visita a la cancha del MMT Zamora. No fue la victoria que perseguían, pero al menos los cangueses consiguieron un resultado positivo después de las derrotas en Benidorm y frente al todopoderoso F.C.Barcelona. Los jugadores de Víctor García "Pillo" tuvieron el encuentro en sus manos, aunque en los últimos minutos fallaron en la gestión de las jugadas de ataque y eso permitió a los locales remontar dos goles de desventaja para dejar el marcador en un 33-33.

Los cangueses comenzaron el encuentro como un tiro y durante el primer tiempo martillaron de manera constante la portería del Zamora. La defensa abierta de los castellanos era bien superada por el ataque cangués, que tuvo a sus mejores exponentes en el veterano Suso Soliño y en el central David García. El Frigoríficos llegó a gozar de ventajas de hasta seis goles durante el primer periodo (8-13 , 10-16 o 12-18), pero en el tramo final los locales apretaron y lograron reducir la diferencia a 16-19 en el descanso.

El escenario cambió en la segunda parte y el Zamora gracias a una mayor intensidad y al apoyo de una afición entregada fue capaz de meterse en el partido ante un Cangas que ya no tenía el acierto del primer tiempo. Los locales culminaron su remontada cuando a diez minutos para el final se pusieron 27-26. Era un momento crítico y el Frigoríficos supo reaccionar para darle la vuelta al electrónico.

Lo más difícil parecía conseguido y los de O Morrazo encararon los últimos tres minutos con tres goles de ventaja. Pero al Cangas le faltó saber templar el encuentro en ese momento y no fue capaz de rematar el encuentro tras varios errores provocados por la precipitación y por los nervios. El MMT Zamora aprovechó las facilidades que le concedieron los de Pillo y consiguió empatar a 33 goles. El Frigoríficos tuvo la última posesión para intentar ganar, pero el lanzamiento de Adrián Rosales fue muy forzado y no encontró portería.

Pese a todo la sensación en la expedición canguesa fue positiva porque volvió a jugar bien, puntuar y arañó un punto ante un rival que está demostrando que no es la cenicienta que todo el mundo esperaba al inicio de la temporada. El próximo duelo de los cangueses será en el pabellón de O Gatañal ante el Villa de Aranda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook