El Moaña salvó un punto en el descuento ante el San Martín después de un partido en el que perdonó numerosas ocasiones, en especial en las botas de un poco afortunado Darío Martínez.