06 de octubre de 2013
06.10.2013
Balonmano

El Frigoríficos deja escapar una renta de cinco goles, pero sigue sumando

Muratovic dispuso de dos balones para ganar - El Cangas sigue cuarto con 7 puntos

06.10.2013 | 01:52
Fernando Hernández lanza a portería ante la oposición de Fernando Eijo. // El Norte de Castilla/Ricardo Otazo

vallaolid 29

Lamariano, Porras (4), Lacasa (1), Fernando Hernández (6), Corzo (2), Camino, Ávila (2) -siete inicial- Peciña (1), Megías (5), Juárez (5,3p), Paco López (3), Bozovic y Pérez Verdejo (ps).

frigoríficos 29

Schmidl, Simes (3), Serafín (5), Santi Gallego, Suso Soliño (1), Eijo (2), Adrián Rosales (3)-siete inicial- Cerqueira (2), Rubén Soliño (6,2p), Muratovic (3), David García (2), Amarelle, Ángel Iglesias (2) y Mijuskovic (ps).

marcador cada 5 min: 3-3, 5-6, 8-9, 11-11, 13-11 y 18-15 (descanso); 18-19, 19-23, 23-25, 25-26, 28-28 y 29-29 (final).

Árbitros: Ignacio García Serradilla y Andreu Marín Lorente. Excluyeron dos minutos a Bozovic, Porras, Peciña y Megías por el Valladolid. Por el Cangas a Amarelle (2), Eijo, Cerqueira (2) y Gallego.

Incidencias: Unos 1.800 espectadores en el pabellón Huerta del Rey.

Sensación agridulce para el Frigoríficos del Morrazo. El conjunto cangués perdió ayer la ocasión de sumar su segunda victoria a domicilio de la temporada y refrendar su espectacular inicio de temporada y dejó que el Cuatro Rayas Valladolid le remontase una diferencia de cinco goles. La parte positiva es que los de Víctor García "Pillo" sumaron al menos un empate en la cancha de un rival directo y mantienen las magníficas sensaciones mostradas hasta el momento. El montenegrino Alen Muratovic, que volvía a su segunda casa en España, dispuso de dos balones para que el triunfo se viniese para Cangas, pero el acierto de Yeray Lamariano lo impidió.

El Cangas ha comenzado la liga de una manera sensacional y ayer saltó al pabellón Huerta del Rey más entonado que el conjunto local, entrenado por Nacho González. Tras el intercambio inicial de goles el Frigoríficos se hizo con las primeras ventajas (5-7, 7-9), una renta que mantuvo hasta el minuto 18 de encuentro. En ese momento los de Pucela lograron darle la vuelta al electrónico (10-9) y se mantuvieron por delante hasta llegar al descanso. Precisamente las cuatro exclusiones sucesivas que sufrió el Cangas desde ese minuto 18 y hasta el 25 (Rubén Soliño, Eijo, Cerqueira y Serafín) permitieron que el Valladolid se estirase en el marcador y lograse irse a los vestuarios con un 18-15, la máxima ventaja hasta ese momento.

Los de O Morrazo salieron en el segundo tiempo dispuestos a revertir la situación cuanto antes y lo lograron casi de inmediato. En menos de cuatro minutos y con un parcial de 0-4, con goles de Muratovic en dos ocasiones, Cerqueira y Ángel Iglesias, se pusieron con un 18-19 a su favor. El vendaval cangués cogió por sorpresa al conjunto de Nacho González, que tuvo que pedir de inmediato un tiempo muerto. No obstante, sólo le sirvió para lograr un momentáneo empate (19-19) porque la excelente defensa del Cangas volvió a ofrecer sus réditos y con un parcial de 0-5 el Frigoríficos se puso con un 19-24 en el minuto 40. La victoria parecía al alcance de la mano ya que el Cangas volvería a repetir poco después esa renta de cinco goles (20-25).

El técnico pucelano se vio forzado a solicitar otro tiempo muerto para intentar hacer reaccionar a los suyos y lo logró a través de un veterano curtido en mil batallas en la Asobal: Fernando Hernández. El ex del Barcelona se echó el equipo a sus espalda a sus 40 años de edad y el Valladolid logró un parcial de 3-0 para ponerse con un 23-25 en el minuto 44. Con el apoyo de su público los locales creyeron en la remontada hasta lograr empatar el encuentro en el minuto 53.30 con un gol de Ismael Juárez. Los últimos siete minutos fueron una lotería. Rubén Soliño, que ayer estuvo espléndido, anoto el 28-29 en el 55.50 e Ismael Juárez volvió a empatar el encuentro en el 58.37. El electrónico ya no se volvería a mover a pesar de que el Cangas llegó a disponer de tres lanzamientos para ponerse con el 29-30 definitivo. Primero Moisés Simés y luego en dos ocasiones Alen Muratovic se toparon con Yeray Lamariano, que impidió una nueva victoria del Cangas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook