Fútbol - Tercera División

El Estradense se refuerza con el joven extremo lalinense Manu Vilariño

Formado en la categorías inferiores de la Escola Lalín, despuntó en el Lalín y el Arzúa

Toño Camba y Manu Vilariño, ayer, en el Municipal de A Estrada. |  // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

Toño Camba y Manu Vilariño, ayer, en el Municipal de A Estrada. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

El Estradense anunció ayer su tercer fichaje para la próxima temporada. Tras cerrar el retorno a A Estrada de Mella y Brais Vidal, el club que cumple este año su centenario apuesta en esta ocasión por un fichaje joven y con proyección, y que además viene de muy cerca. Manu Vilariño, jugador lalinense de 20 años, llega al Estradense procedente del Arzúa y con la intención de hacerse un sitio en un equipo en el que encontrará mucha competencia para entrar en el once.

“Desde que me llamaron me gustó mucho el proyecto del Estradense. Creo que es ilusionante. Hay una plantilla muy interesante”, explicó un jugador formado en la Escola de Fútbol de Lalín que el año pasado disputó 18 partidos en Tercera. Su campaña estuvo marcada por un edema óseo en la cadera que lo tuvo varios meses de baja. Ahora, ya plenamente recuperado, afronta el reto que le planteó el club de A Estrada. “No conozco personalmente a ninguno de mis compañeros pero sí que sé quienes son. Aquí hay jugadores muy buenos. Es un equipo muy competitivo”, afirmó. “Soy de los que piensa que siempre es mejor tener competencia. Eso saca lo mejor de ti. El año pasado en el Arzúa me encontré con un equipo más raro, con menos competencia y con fichajes que llegaron a última hora. En el Estradense ya se ve que hay un proyecto con bastante futuro y con jugadores de categoría”.

Manu Vilariño se destapó como un extremo rápido y habilidoso en los doce años que estuvo en la cantera lalinense, desde la que dio el salto al primer equipo. En el Cortizo, el jugador firmó una gran temporada en Primera Autonómica, siendo una pieza importante para terminar logrando el ascenso a Preferente. Con solo 19 años terminó su primer año en el fútbol sénior con doce tantos. Tras las buenas sensaciones que dejó en su paso por el Arzúa, el joven jugador contaba con ofertas de equipos de Tercera y también del Lalín, que buscó su retorno para su proyecto en Preferente.

“Tenía diferentes ofertas, pero arreglamos rápido”

Toño Camba explicó que Manu llevaba tiempo en su punto de mira y finalmente se lanzaron a por él. “Es un chico que llevábamos siguiendo desde hace un par de años. Hizo una gran temporada en el Lalín y finalmente decidió irse al Arzúa. Un entrenador que es un gran amigo mío me llamó después de enfrentarse al Arzúa para recomendármelo. Manu no es una apuesta de este año. Creemos que es un jugador diferente, con características que escasean. Así que este año decidimos no esperar. En cuanto acabó la temporada hablamos con él. Tenía diferentes ofertas pero arreglamos muy rápido. A él creo que le hacía ilusión venir para aquí, así que fue algo sencillo”.