Automovilismo

Troitiño: “Estamos ante una moción de censura sustentada en falacias”

El mandatario de la FGA cree que la medida estaba orquestada “desde antes de ganar las elecciones” - A García Eiriz le reprocha falta de lealtad “desde el primer minuto”

Un instante de la rueda de prensa ofrecida ayer por Troitiño en Santiago. |  // ANTONIO HERNÁNDEZ

Un instante de la rueda de prensa ofrecida ayer por Troitiño en Santiago. | // ANTONIO HERNÁNDEZ / Ángel graña

El presidente de la Federación Gallega de Automovilismo, el lalinense Antonio Rodríguez Troitiño, compareció ayer en Santiago en compañía de su equipo de trabajo para valorar la moción de censura presentada por Alfonso García Eiriz que se debatirá en la capital dezana el 10 de enero próximo. Troitiño inició el acto subrayando que “quiero que quede claro que lo que voy a decir son opiniones personales y ni siquiera tienen porqué ser compartidas por los compañeros que me rodean”. El presidente de la FGA manifestó su “rechazo a una moción de censura legal pero ilegítima, completamente injustificada y que en absoluto busca mejorar el presente y el futuro del automovilismo gallego, sino que responde más bien a revanchas, venganzas y ambiciones personales”. En este sentido, Troitiño indicó que “estamos ante una moción de censura que pienso que a nadie cogió por sorpresa, porque es la culminación de una dilatada operación de desgaste, de desestabilización, de fomento de la crispación y de generación de confusión que arrancó incluso antes de que en el pasado mes de abril se había producido el cese de Alfonso García Eiriz como secretario y vicepresidente por Ourense y que estaba orquestada antes de ganar las elecciones a Iván Corral”.

Troitiño abundó en su idea de que la moción es “destructiva, sustentada en falacias y argumentos retorcidos, que sólo persigue un objetivo: sacar del medio a Antonio Rodríguez Troitiño y a su equipo que trata de cambiar un statu quo y un régimen de funcionamiento que llevaba instaurado cuatro décadas”. Aunque la cabeza más visible de la moción de censura sea Alfonso García Eiriz, y en segundo término los 26 firmantes de la misma, para el dirigente dezano “lo cierto es que no son todos los que están ni están todos los que son porque ahí aparecen firmas que no habrían rubricado algunas de las personas a las que representan. Así como lo oís. Pero ni siquiera vamos a entrar a fondo en eso, que podríamos, y que podría servir para invalidar el proceso y que la cabeza visible de esta moción había incurrido en otro tipo de responsabilidades”. Y en cuanto a Eiriz, le reconoció “el valor que tuvo en su día para ayudar a derrocar a Iván Corral, pero a quién le reprocho su incongruencia y la falta de lealtad que tuvo desde lo primero minuto del mandato e incluso antes”.

Razones y promotores

Troitiño invirtió buen parte de su intervención en señalar los que a su juicio son las razones y los promotores de la moción de censura. Así, enumeró a “los nostálgicos del viejo régimen: aquellos que echan en falta los amiguismos, los privilegios y las prebendas, que son los mismos que no pueden soportar su irrelevancia en una asamblea general elegida por los federados, que son los verdaderos jefes de este tinglado y que hablaron alto y claro en las elecciones”. También habló de los que considera unos “oportunistas, que son aquellos que no se atrevieron a dar un paso adelante en su día para enfrentarse a Iván Corral, pero que ahora, a priori, consideran a Antonio Rodríguez Troitiño una presa más fácilmente abatible y que aspiran a manejar el futuro de la federación no sé muy bien con qué intereses espurios”.

Y también tuvo palabras para “los escondidos, que son aquellos instigadores de la moción que ni siquiera tienen la valentía necesaria para dar la cara, pero que alimentan los grupos de WhatsApp con falsedades e invenciones sin ningún tipo de rubor. Y en este grupo, no tengo más remedio que incluir la algún multicampeón gallego de rallyes, por cierto, alguien a quien el propio Alfonso García Eiriz, aún siendo vicepresidente de la federación, ya le filtraba acuerdos secretos adoptados en el seno de la junta directiva”.

Por todo ello, a Antonio Rodríguez Troitiño le llama la atención “que los firmantes de la moción de censura nos reprochen un supuesto incumplimiento del programa cuando quedan tres años de mandato”. De igual forma, le parece sorprendente que se cuestione el traslado de la sede de la federación gallega a Lalín, el centro geográfico de Galicia, por aquellos que no protestaban porque había estado en O Carballiño, en unos locales alquilados por el anterior presidente”. Y, por último, al dirigente lalinense también le parece curioso que “Alfonso García Eiriz cuestione que la federación reciba gastos de gestión en la tramitación de los seguros, algo que él mismo aprobó a comienzos de año cuando aún estaba en la directiva. Porque aquí estamos haciendo lo mismo que el resto de las federaciones, no somos ni más listos ni más tontos que nadie’. Esos gastos, que otros quieren llamar comisiones, entran en las arcas de la federación, no en los bolsillos del presidente. Los tiempos en los que supuestamente no llegaban a la federación ya pasaron, y precisamente ese tema está judicializado”, sentenció.

Respuesta a una ambición personal alimentada por “intereses espurios”

La rueda de prensa ofrecida ayer en el NH de Compostela también sirvió para que Antonio Rodríguez Troitiño manifestara su convencimiento de que no existe alternativa a su liderazgo dentro del órgano recto del automovilismo gallego. En este sentido, el dirigente de Lalín recordó que “Alfonso García Eiriz entró en la federación gallega suscribiendo el programa electoral de Generación-RenovaFGA, que está siendo nuestra hoja de ruta, pero él ya no lo reconoce como tal, a pesar de que fue ampliamente validado en las elecciones con la mayor participación de la historia de la federación gallega”. Llegados a este punto de su comparecencia, Troitiño ahondó en lo que considera como una opción vacía de contenido por parte de la candidatura de Eiriz para desbancarlo del cargo. “Y me pregunto yo: ¿cuál es la alternativa que propone Alfonso García Eiriz? ¿Cuál es el programa que pretende desarrollar se prospera la moción de censura?”, dijo el presidente de la FGA. Acto seguido no dudó en responder a esas dos cuestiones importantes manifestando que “os lo digo yo: ninguno. Porque no lo hay. Porque no importa. Porque el motivo real de esta moción es darle respuesta a una ambición personal alimentada por intereses espurios de muchos de los que lo acompañan; ojo, no todos, no meto a todos en el mismo barco”. De esta forma, Troitiño quiso distinguir entre buenas y malas intenciones entre los que suscribieron esta moción de censura.

Respaldo “mayoritario” entre los miembros de la asamblea general

Y sobre cómo afronta el actual presidente del organismo lo que está por venir, indicó ayer que “me siento con fortaleza, con ilusión… creo que sigo contando con el respaldo mayoritario de la asamblea general, porque cuando uno habla cara a cara con una persona sabe perfectamente cuando le mienten y cuando no”. Al respecto, Troitiño se muestra convencido de que “este soporte de los compañeros me proporciona la fuerza necesaria para afrontar la votación de la moción de censura con la convicción de que, por el bien del automovilismo gallego, vamos a derrotar la Alfonso García Eiriz y vamos a poder seguir trabajando como hasta ahora: trabajando para todos, con la voluntad de unir y no de dividir, y con el objetivo de darle un nuevo salto a nuestro deporte”. El directivo finalizó su parlamento delante de los medios presentes haciendo un llamamiento a los miembros de la asamblea ante la cita en el Salón Teatro de Lalín manifestando que “el próximo día 10, los asambleístas de la Federación Gallega de Automovilismo lo tienen muy fácil: deberán decidir y deberán elegir si quieren seguir mirando cara el futuro o si quieren volver a mirar al pasado. Deberán elegir entre un equipo de trabajo que, con nuestras virtudes y con nuestros defectos, demostramos en menos de un año nuestra capacidad para ir cambiando las cosas y sentando las bases de un automovilismo más moderno, más asequible, más transparente y más igualitario, y otro equipo que es todo lo contrario”.