El Proquideza Balonmán Loriga se trato este fin de semana de tierras orensanas dos valiosos puntos, que le mantienen en la pugna por los puestos de cabeza en el grupo B de la Segunda regional. Se trata de la quinta victoria consecutiva de los de Lorenzo Fernández, que viajaron a la Ciudad de As Burgas con la buena noticia de la primera convocatoria esta temporada de Miguel Novo, que fue dado de baja tras 8 meses sin poder competir.

En la primera parte del duelo del pasado sábado, los verdinegros mostraron su mejor versión y completaron los mejores 30 minutos de toda la temporada, dominando todas las fases del juego ante un conjunto local que nada pudo hacer para evitar irse al vestuario con un 10-17 para el filial lalinista.

Sin embargo, en la segunda mitad, los ajustes tácticos del Miño, especialmente en su vertiente defensiva, combinados con la falta de intensidad de los de Lorenzo Fernández, colocaron en el electrónico del pabellón universitario un inquietante 15-17 cuando sólo se llevaban disputados nueve minutos de la reanudación. Las ventajas de uno o dos tantos se mantuvieron hasta el último minuto a favor de los de Lalín, que en la última acción del encuentro tuvieron que defender dos ataques consecutivos de los locales para poder ganar el partido por la mínima (22-23).

De esta forma, concluye la primera vuelta del campeonato regional con una interesante pugna por el liderato entre Narón, Linea21 y Proquideza Balonman Loriga. Los de Lalín están empatados a puntos con los coruñeses y a una victoria de los de Ferrol, que son líderes.