Rubén Fernández, más conocido como Rubas, ha anunciado su decisión de abandonar el Disiclín Lalín. El jugador se marcha después de cinco temporadas en la entidad rojinegra, dos como juvenil y tres en el equipo sénior. Desde su llegada Rubas mostró una rápida adaptación al club y Lalín. “Desde que llegué me sentí como uno más. Todo el mundo le apoyó”, afirmó el jugador, que cuenta con ofertas de categoría superior. “Todo lo que sea que la gente marche para crecer es una buena noticia. Eso habla del buen trabajo que hizo él y del trabajo que hicimos nosotros por él”, afirmó el técnico Pablo Cacheda. “Le costó tomar la decisión porque estaba muy cómodo con nosotros”, añadió.