Desde 2003, All Road Management ha estado buscando y desarrollando talentos con un objetivo muy claro: llegar a la cima del automovilismo. La pericia y la experiencia de Nicolas Todt y su equipo brindan el mejor entorno para que los pilotos puedan concentrarse en lo que más importa: las carreras. All Road Management está presente en todos los niveles del automovilismo, desde el karting hasta la F1 pasando por las diferentes fórmulas de monoplazas, GT, Endurance así como nuevas categorías como la Fórmula E. Su último fichaje es el silledense Christian Costoya.

All Road Management ha descubierto y asesorado a algunos de los talentos más interesantes del automovilismo, como Charles Leclerc y Jules Bianchi, y está preparando el futuro con Marcus Armstrong, Caio Collet y Gabriele Mini, entre otros. Costoya desembarca en esta academia con el objetivo de que All Road Management le saque el máximo partido para ayudarle a llegar a lo más alto y rendir en las mejores condiciones posibles y poder disfrutar de largas y exitosas carreras como las de pilotos tan destacados como Felipe Massa, Jose María López, Daniil Kvyat o James Calado.

“Nicolas Todt, como dueño de la empresa All Road Management e hijo de Jean Todt es un representante de pilotos y ahora también lo es de Christian, así como en el pasado lo fue de Massa y en la actualidad su piloto mas destacado es Charles Leclerc”, subrayan desde el entorno del piloto trasdezano. Al respecto, cabe recordar que cuando Christian Costoya fue elegido junto a los mejores pilotos de España de karting de 2018 para dar el banderazo de salida en Montmeló, le fue asignado Charles Leclerc para acompañarle durante todo el fin de semana y el destino ha querido que sean compañeros en la misma empresa de representación de pilotos.

En el equipo de Costoya también se hace hincapié en destacar que “estamos ante una preparación que lleva años conseguir independiente de los títulos y triunfos que se consigan por el camino. De hecho, eso lo único que condiciona es que lo pueda situar mejor o peor en un asiento de Fórmula 1 dentro de 6 años”. En este sentido, apuestan por ir quemando etapas de forma gradual y ordenada porque la hoja de ruta de la carrera deportiva del joven piloto de Silleda es pasar por las diversas categorías del automovilismo hasta dar el salto definitivo a la Fórmula 1. Así las cosas, a Costoya ahora le quedarían dos años más de karting para conseguir después hacerse con un volante en las Fórmulas 4, 3, 2... hasta hacer realidad su gran sueño

Lo cierto es que Nicolas Todt posee los mejores equipos para garantizar buenos resultados y por eso desde el entorno de Costoya se señala que “la apuesta por la empresa de Todt creemos que es la más adecuada, aunque teníamos numerosas ofertas de diversos equipos de Fórmula 1 para pasar por sus academias. Sin embargo, ninguna de ellas ofrece las garantías de llegar a lo más alto sin un importante patrimonio económico”.

Precisamente, el método de trabajo de la agencia de Todt, en la que el dinero no es en principio lo más importante, fue lo que terminó por animar a Costoya a unirse a su selecto grupo de pupilos. “Nicolas Todt es el único representante que invierte dinero en sus pilotos para llevarlos a lo más alto y por eso te garantiza posibilidades de conseguirlo”, apostillan. No en vano en la web corporativa de la empresa se recuerda que “los joyeros pulen diamantes. Nosotros hacemos lo mismo con los pilotos de carreras”.