El partido que ayer abrió la competición en el Arena volvió a dejar claro que la Fase Final del Grupo 1 es, sobre todo, muy igualada. Mubak Balonmano La Roca y Balonmano Servigroup Benidorm disputaron un encuentro parejo, lleno de errores, nervios y cansancio por ambos bandos. Al final, se impuso el que menos errores cometió sobre el 40x20 del multiusos lalinense.

El conjunto entrenado por Josep Morales salió dispuesto a quitarse el mal sabor de boca de la jornada inaugural frente al Disiclín. Sin embargo, los pupilos del gallego Sergio Carballeira no le perdieron la cara al choque. Unos y otros fueron igualados, gol arriba, gol abajo, hasta llegar al recreo con un ajustado 13-11 para el equipo vallesano. Los errores afloraron conforme avanzaron los minutos y Benidorm se mostró mucho mejor en el uno contra uno liderado por un Vicente Benito que se erigió en el máximo goleador de la contienda.

Sin embargo, el VII levantino erró dos ataques consecutivos en los últimos minutos que terminaron por decantar la balanza del lado catalán. El resultado sigue dejando todo en el aire antes de la última jornada que esta mañana se jugará en el Arena con todo por decidir. Mubak La Roca alzará el telón a partir de las 10.30 horas midiéndose al Balonmano Caserío de Ciudad Real en la primera final de la jornada de clausura.