Afable, cercano, correcto, inteligente, divertido y, por encima de todo, amante empedernido del fútbol. Son algunos de los adjetivos que podrían calificar a Alberto Mariano más allá de ser entrenador del Club Deportivo Estradense. El compostelano llegó a A Estrada en el verano de 2017 de la mano de un Toño Camba recién llegado la presidencia. Una reunión entre ambos fue suficiente para convencer al dirigente de que era el hombre indicado para liderar su proyecto por encima de opciones con mayor nombre. Cinco temporadas después la decisión fue sin duda un acierto.

Alberto Mariano cogió al Estradense en Preferente y lo llevó a soñar con un ascenso a Segunda B, algo por lo que figurará para siempre en la historia del club. Sin embargo, el técnico está a un paso de lograr otro hito en la historia del Estradense más allá de los buenos resultados. El próximo domingo Alberto Mariano dirigirá su partido 150 de liga –quitando amistosos y partidos de copa– como entrenador del club. Esta cifra es especial pero además lo sitúa a solo un paso de convertirse en el segundo entrenador con más partidos en la historia del Estradense.

Este puesto lo ocupa actualmente en entrenador, ahora en el Cuntis, Eduardo Muñiz “Tinto”. Entre 2012 y 2016, el técnico dirigió al Estradense para acumular un total de 152 partidos en el banquillo del equipo rojillo. Esa cantidad será superada por Mariano dentro de tres partidos para situarse un paso por detrás del hombre con más temporadas al frente del club, Víctor Lomba. El emblema del Estradense estuvo en el banquillo entre 1987 y 1993, seis temporadas que lo sitúa por encima de Mariano y Tinto.

Curiosamente, Lomba y Mariano también rivalizan a la hora de ser el entrenador con más éxitos en el plano deportivo. Entre finales de los ochenta y principios de los noventa Lomba llevó al Estradense desde Primera Autonómica hasta Tercera División, alcanzando un séptimo puesto que les permitió jugar la Copa del Rey. Mariano ascendió desde un peldaño más bajo pero terminó por encima en Tercera División.

En cuanto a números, el balance de Mariano al frente del Estradense en estas cuatro temporadas y media son muy positivas. Suma 75 victorias, 31 empates y 43 derrotas. Naturalmente sus mejores números llegaron en sus dos años en Preferente, con 21 victorias el primer año y 24 el segundo para lograr el ascenso. El año del parón por la pandemia terminó con un balance de 10-5-12 y el equipo en la zona media. El año pasado, marcado por un sistema de fases, el equipo terminó con 14 victorias, 7 empates y 9 derrotas. En lo que va de temporada, el balance es de 6 victorias, 2 empates y 8 derrotas.

Alberto Mariano tendrá a partir de aquí la oportunidad de seguir engordando estos números con el Estradense y quizás convertirse en el técnico con más temporadas y partidos al frente del club. En su camino hasta aquí, el técnico compostelano ha vivido momentos mejores y peores pero ha sido capaz de asentarse en un banquillo siempre caliente y unificar a una afición exigente. Ese ha sido sin duda el gran logro de un visitante que ha conseguido reinar en A Estrada.

“Nunca pensé que estaría aquí cinco años”

“Cuando llegué nunca pensé que iba a estar cinco años aquí. No es algo normal hoy en día, con la posición tan débil en la que están siempre los entrenadores”, afirma el entrenador del Estradense al analizar estos cinco años en el club y sus 150 partidos. “Creo que todo estos años hemos competido bien. Logramos un ascenso, fuimos décimos en el primer año en Tercera y en el segundo jugamos play off de ascenso. Todos los años encontramos nuevos retos”. Mariano se mostró “contento” por estos años en el club y considera que ambas partes han crecido de la mano. “Estoy muy agradecido a los chavales que pasaron por aquí, al cuerpo técnico y a la directiva pero especialmente a la afición. Desde que llegué hasta ahora veo cada vez más gente en el campo y eso es lo que más contento me pone. Todo esto lo hacemos por ellos. Ojalá podamos seguir dándoles alegrías”. El técnico reconoce sin embargo que en estos años también ha habido momentos duros, con rachas de partidos consecutivos con malos resultados, pero considera que es algo normal. “Las familias están para unirse en esos malos momentos”.

Un positivo para visitar al Barco

En cuanto a la actualidad, el Estradense regresará el domingo a la competición tras un largo parón visitando el campo del Barco. Para este partido cuenta con una baja tras detectarse un nuevo positivo por COVID dentro de la plantilla.