Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

karting - Mini Swift

Costoya sale vivo de Nevada

El piloto silledense acaba décimo en unas caóticas SKUSA SuperNats XXIV 2021

Christian Costoya (cuarto por la derecha, abajo), junto al resto de pilotos del Parolin, en Las Vegas. |

Las Vegas es conocida como la ciudad del pecado en todo el mundo y desde este fin de semana también como la capital del caos organizativo en lo que a las carreras de karting se refiere. El piloto silledense del equipo Parolin, Christian Costoya, sufrió en sus carnes las decisiones arbitrarias por parte de los jueces de las SKUSA SuperNationals XXIV 2021 disputadas en la ciudad más grande de Nevada. A pesar de todo, Costoya volvió a dar otra lección de pilotaje en medio de una anárquica carrera donde por momentos valía todo. Tras unas eliminatorias marcadas por el desconcierto, Costoya se plantó en la final de la cita de Mojave partiendo desde el puesto 20 después de una descalificación incomprensible por parte de los organizadores.

El de Trasdeza finalizó en una meritoria décima posición tras protagonizar un auténtico tratado de valentía al volante de su kart. Costoya marcó el récord del evento firmando la vuelta mas rápida en todo el fin de semana con un tiempo de 50.483. Además, de las 20 vueltas que constaba la final de las Supernationals, el piloto español de Parolin rodó en ocho de ellas por debajo de los 51 segundos, algo que nadie consiguió durante todo el fin de semana y solamente el ganador de la prueba norteamericana, Enzo Vidmontiene, consiguió rodar durante un giro en un tiempo de 50.926.

La última vuelta de la gran final en Las Vegas fue una auténtica locura con los doce primeros en un pañuelo ocupando todo lo ancho un trazado extremadamente peligroso debido a estar cerrado por vallas. Christian Costoya se la jugó a todo o nada pero encontró una fuerte resistencia entre sus rivales que terminaron por encerrarlo para terminar en el TopTen de la cita.

Desde el entorno del piloto de Silleda se aseguraba ayer que Costoya se mostraba “muy contento por haber mostrado todos los días desde el miércoles una superioridad aplastante, aunque no se viera reflejada en el resultado final en parte porque en las eliminatorias en la que quedó segundo con la sanción de 5 segundos pasó al puesto 14 y en la otra al 20”, de una forma totalmente incomprensible tanto para él como para los responsables del equipo Parolin. De hecho, el haber vencido en la última eliminatoria fue lo que hizo posible su presencia en la final de Las Vegas. Desde su equipo también se destaca que Christian Costoya tuvo muchos problemas mecánicos en el Warm Up porque “se le paraba el motor e incluso le apareció la batería rota”, algo que dio que pensar en el seno del Parolin italiano.

Finalizada la intensa primera experiencia norteamericana, Christian Costoya tiene previsto llegar a su domicilio de Silleda en los próximos días para acabar los estudios y antes de Navidad regresar a Italia para realizar una serie de test con la vista puesta en el mes de enero, cuando comiencen las WSK transalpinas.

Compartir el artículo

stats