La de Álex Marque fue una vocación tardía. Durante su infancia disfrutó de la bicicleta como un niño más. “Pasaba el día con la bicicleta y recuerdo que participé en alguna carrera que organizó la asociación de vecinos”, explica. “De aquella andaba en la bici para disfrutar, para jugar. Ahora los niños empiezan muy pronto, desde alevines, y muchos terminan cansándose”. Marque no dio un paso más hasta que rondaba ya la mayoría de edad. Lo hizo en el Club Ciclista Estradense, en un por aquel entonces inesperado salto previo hacia el ciclismo profesional portugués. Hoy, con cuarenta años recién cumplidos, el estradense recuerda aquellos comienzos con un punto de nostalgia. 17 años después de su debut con el Boavista, Marque ha anunciado que esta será su última temporada en el ciclismo profesional, un punto y final que quiere disfrutar al máximo.

“Este año no quería salir con la coletilla de que iba a ser el último de mi carrera. Debo decir que mi intención era ver qué tal me iba en la Volta a Portugal antes de decidir si seguía un año más”, explica el estradense. Esa prueba no pudo salir mejor, con un tercer puesto final y la victoria en la tapa reina, además de lucir en maillot amarillo en varias etapas. Las buenas sensaciones que le dejó la ronda lusa animaron a Marque a continuar una temporada más. “Este año me salió todo bien. Me veo con ganas y ambición, algo siempre importante. Si no tienes ilusión, es complicado”.

Como no podía ser de otra manera, ese último año que se regalará el estradense en el ciclismo profesional será en el Tavira, el equipo en el que ha pasado la mayor parte de su trayectoria deportiva. Estuvo en una etapa inicial de tres temporadas, entre 2007 y 2010 y ahora vive una segunda que irá desde 2017 hasta 2022. “Este es el club con el que más me identifico y en el que me hice ciclista, a pesar de que la Volta a Portugal la gané con el OFM. El Tavira siempre confió en mí y eso es algo por lo que siempre les estaré agradecido”.

Marque confía en vivir una buena temporada de despedida. “Verme ahí, disputando con los mejores, es lo que me anima a seguir. Sé que ya tengo una edad y que me cuesta arrancar el motor pero, una vez lo logras, todo va bien. Al final somos como motores clásicos. Hay que cuidarlos pero siguen cumpliendo”, reconoce. A pesar de verse competitivo, se muestra convencido de que es el momento adecuado para dar un paso a un lado. “Ya tengo una edad y creo que ya le di al ciclismo todo lo que tenía que darle, y él a mí. Además, siempre es mejor una retirada a tiempo. Lo dejaré disfrutando, como siempre”.

“En todos estos años he visto ciclistas con grandes cualidades quedarse por el camino. Por eso me siento orgulloso de hasta dónde llegué. Aquí cada año tienes que ganarte un puesto para la Volta y siempre estuve ahí, a pesar de que los jóvenes aprietan fuerte”, afirma el estradense mirando hacia atrás. “Sé que cuando lo deje lo voy a echar de menos. Ahora que estoy en la fase final me da pena pero asumo que son fases de la vida. Cuando una puerta se cierra se abre otra. Tocará reciclarse y aprender a disfrutar de una vida diferente”, declaró.

Correr en Galicia, un regalo final

El estradense participó esta semana en uno de los actos de presentación de O Gran Camiño, en el retorno de la vuelta a Galicia. Marque y el Tavira estarán presentes en esta competición ideada por su amigo Ezequiel Mosquera, justo después de su estreno en la Volta ao Algarve. Para el ciclista estradense, esta competición será un gran regalo en su último año como profesional. “La Volta llegó en el momento ideal. Vamos a estar presentes y para mí será muy bonito poder correr en Galicia en mi último año. Creo que en todos los años que llevo como profesional solo pude correr en territorio gallego tres o cuatro veces. Participamos hace muchos años un par de veces en el Díptico de Vigo y otra vez terminaba allí una etapa de la Rota dos Móveis”, manifestó el estradense. “La creación de esta Volta va a traer a Galicia a equipos World Tour. Eso es algo muy atractivo para los aficionados y también lo es para mí. Está claro que el gran objetivo de la temporada siempre es la Volta a Portugal pero intentaremos hacerlo lo mejor posible. Correr aquí es algo que te motiva y después de la Volta ao Algarve siempre te queda un punto que se puede aprovechar”, reconoció. Marque señaló que su gran deseo es poder poner punto y final a su carrera mirando cara a cara a los mejores, como ha hecho a lo largo de los últimos años. Por eso confía en volver a ser protagonista en la Volta a Portugal, donde el pasado año terminó subiendo al podio tras ganar la etapa reina. “Un deportista de élite quiere verse siempre peleando ahí delante, disputando con los mejores. me gustaría dejarlo con esa sensación”.