El Club Deportivo Estradense se desplaza esta tarde hasta A Mariña para enfrentarse en Cantarrana, a las 12.00 horas, a un rival “directísimo”, según Alberto Mariano, como es el Viveiro del recién llegado David Páez. El técnico rojillo quiere rebajar la euforia tras la goleada sobre el Noia y recuerda que “seguimos en una situación delicado pero estamos mejor que la semana pasada”. Mariano cree que si esta mañana se consigue un buen resultado “podemos asomar un poco más la cabecita hacia donde queremos estar”. El entrenador del Estradense no podrá contar con Carabán por un golpe en la rodilla ni con Dieguito por una distensión, aunque sí podrá disponer de Martín. Mariano cree que el Viveiro podría jugar con más fútbol combinado con la llegada de Páez porque “todavía está buscando esa tecla, esa forma en la que tiene que jugar su equipo, pero en Cantarrana la gente aprieta mucho y espero un partido duro y nada cómodo para ninguno”.