Al Disiclín Balonmán Lalín le han bastado tres jornadas para hacerse con el liderato de su grupo. Los de Pablo Cacheda, que cuentan por victorias sus partidos esta temporada, se impusieron ayer en el Arena (43-19) a una SAR Plastic Omnium que solamente opuso resistencia en el primer cuarto de hora de la contienda. La profundidad de banquillo, una sólida defensa y el alto ritmo que impusieron los de Cacheda al duelo con sus contragolpes fueron suficientes para que los 2 puntos quedaran en casa.

Lo cierto es que ayer, salvo Losón y Pedro, el resto del plantel del Disiclín consiguió perforar el portal redondelano en un partido igualado hasta que Javi culminara un parcial de 3-0 (13-8) cuando el reloj marcaba el minuto 20. A partir de ahí, el Disiclín consiguió imponer su ley sobre el 40x20 a base de la velocidad endiablada de sus contras. De hecho, el siguiente parcial de 4-0 para los locales lo cerró Jorge, el máximo goleador del choque, haciendo el 18-9 con el que se llegaba al minuto 26 de partido. Al descanso el electrónico reflejaba un claro 19-10 para los lalinistas, que hablaba muy a las claras de lo sucedido en el primer acto.

La segunda mitad se inició con una tímida reacción de una SAR que se aferró a lo goles de Piñeiro y de Pazos como única tabla de salvación. Sin embargo, el fondo de armario que este año exhibe el Disiclín en todos sus puestos hizo que el partido tuviese únicamente color rojinegro conforme avanzaban los minutos. Cabe destacar que de los 43 tantos conseguidos por el Disiclín, una decena de ellos fueron en contragolpes bien ejecutados por los pupilos de Cacheda. Además, los dos porteros locales también se apuntaron a la fiesta goleadora, consiguiendo sendos tantos para alegría de la numerosa parroquia que ayer se dio cita en el multiusos. Los dezanos encabezan la tabla empatados a puntos con OAR Coruña, que ganó por la mínima.