Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

balonmano - Primera Estatal

El último baile de Roberto Álvarez

El lateral derecho zurdo apura su preparación para seguir formando parte del Disiclín

Roberto Álvarez (sentado) charla con Pablo Cacheda en un partido del Disiclín. | // BERNABÉ/JAVIER LALÍN

La continuidad de Roberto Álvarez en el Disiclín es cuestión de días, los que tarde Pablo Cacheda en dar su OK a la entrada del lateral derecho en la convocatoria. El jugador zurdo ya entrena con el equipo con el objetivo de encontrar el estado de forma adecuado para volver a la competición. “Hay que ir poco a poco porque, aunque lo táctico y técnico no me asusta, sí me preocupa el estado físico en el que me encuentro”, afirma el jugador después de participar en la sesión de trabajo del martes con el resto de integrantes del primer equipo. Álvarez confirma que entrará en la dinámica del grupo de forma definitiva “cuando Pablo lo determine” y espera que este año sí le respeten las lesiones para poder despedirse de la afición con buen sabor de boca en la que sería su última temporada como rojinegro.

Cabe recordar que el propio Pablo Cacheda manifestaba días atrás en FARO DE VIGO al respecto de la continuidad de Roberto Álvarez que “desde luego, si en algún momento quiere volver sabe que tiene ficha. Estoy seguro de que si es así, se adaptará a lo que le pidamos”. En este sentido, la sintonía entre técnico y jugador es total a la hora de preparar su vuelta a la pista. El propio Álvarez también indicó en las páginas del decano sobre la renovación de Cacheda que “yo espero que sí. No creo que vayan a encontrar otro entrenador que se lleve tan bien con la plantilla. Sinceramente, de los entrenadores que trajeron anteriormente a Pablo hay una diferencia abismal. Es uno más en el equipo pero sabe diferenciar su labor de entrenador”. También hay que valorar que el jugador rechazó este verano alguna suculenta oferta para cambiar de aires que declinó por unos motivos laborales que, sin embargo, no le impedirán seguir jugando en el equipo de su vida al menos esta temporada.

“Los años no pasan en balde y sí es cierto que he tenido lesiones inoportunas que o bien me apartaron del equipo o bien no me dejaron jugar con la tranquilidad que se necesita para poder estar al máximo nivel”, explicaba Roberto Álvarez a esta Redacción en el mes de mayo. Ahora ve el futuro de otra manera y no ha dudado en querer echar una mano a un Disiclín que mejora y mucho con su vuelta.

Cien dianas en Plata a pesar de las lesiones

La efímera pero ilusionante aventura del Disiclín en División de Honor Plata Masculina de la pasada temporada tuvo en Roberto Álvarez a uno de sus protagonistas. El lateral derecho lalinista fue el segundo máximo artillero del equipo en la primera fase del campeonato por detrás de Miguel Porto, y acabó en el Top 20 de la categoría. Álvarez consiguió 69 goles en los 18 partidos jugados con un promedio de 3,8 tantos por partido. Sin embargo, la aparición de las lesiones hizo que la presencia del zurdo en el grupo por el descenso fuera solamente testimonial. Aún así, Roberto Álvarez consiguió un total de 31 tantos en los ocho encuentros que disputó con los de Cacheda en la fase definitiva, lo que supuso también un promedio de 3,8 dianas por partido jugado.

Compartir el artículo

stats