El Obradoiro Silleda suma por victorias sus partidos oficiales en la recién estrenada competición liguera. Los de Denís Pombar, que ayer debutaban ante su afición en el González Fares, tumbaron al Solgaleo Bosco Salesianos de Orense en un partido donde sólo cedieron el segundo cuarto. El conjunto filial supo aprovechar la profundidad de banquillo para superar a un rival que despertó antes del descanso pero terminó doblando la rodilla ante la calidad de los locales.

Sergi Huguet (15 puntos, 4 rebotes y 3 asistencias), Miguel Souto (15 puntos, 5 rebotes y 3 asistencias) y Santiago Paz (15 puntos y 4 rebotes) fueron los más destacados en el Obra-Silleda. Los tres destacaron en un conjunto que salió a por todas firmando un primer parcial de 29-15 mediante unos buenos porcentajes de tiros de 2 puntos y, también, haciéndose dueño del rebote tanto bajo su aro como bajo el de la canasta orensana. Sin embargo, la pájara de los de Denís Pombar en el segundo cuarto hizo saltar las alarmas en el banquillo del filial. Ousman Sima (22 puntos, 1 rebote y 5 asistencias), máximo anotador del encuentro, machacó la canasta obradoirista secundado por Martín Pereira (20 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias) para terminar llevándose el tercer cuarto del choque.

A la vuelta del descanso las aguas volvieron a su cauce recuperando el Obradoiro Silleda la superioridad en todas las facetas del juego. Denís Pombar ajustó la defensa para impedir las penetraciones del Salesianos mientras Huguet y Souto volvían a las andadas para despegar definitivamente a los suyos en el marcador. El último cuarto también fue para los de casa que tras la victoria de ayer se encaraman al liderato provisional del Grupo A-B. La próxima cita de los de Denís Pombar es en la pista del Hereda-Ávila Auténtica-El Bulevard, que tiene un partido menos y 2 puntos en su casillero particular.