Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Balonmano - Primera Estatal

El Disiclín regresa a la casilla de salida

Los rojinegros retornan a la Primera Estatal con dos caras nuevas en el equipo y bajo la batuta de un fortalecido Cacheda

Plantilla del Disiclín Balonmán Lalín. Temporada 2021-22

El Disiclín Balonmán Lalín inicia mañana en Ribadavia una nueva aventura en la Primera Estatal después de realizar un digno papel en División de Honor Plata. Los rojinegros vuelven a “su” competición formando parte de una terna de equipos llamados a ocupar los puestos de privilegio. Y lo hacen capitaneados por Pablo Cacheda, un entrenador que este curso tendrá plenos poderes para moldear, sobre todo en lo deportivo, a una entidad que seguirá haciendo gala de su política de cantera. El portero Xabi Crespo y el lateral derecho Miguel García serán las únicas novedades de un plantel que esta temporada pierde a Durán y a Aser, y que sigue pendiente del futuro del lateral derecho Roberto Álvarez.

Cacheda manifestaba esta misma semana a FARO DE VIGO que “nosotros queremos quedar lo más arriba posible peleando hasta el final, luchando con lo que tenemos y orgullosos de lo que somos. A partir de ahí, a ver si obtenemos algún premio como puede ser una fase de ascenso, que seguimos sin conseguirla, a pesar de haber jugado en Plata. Por lo tanto, sabemos que tenemos rivales muy complicados en nuestro grupo con proyectos que sí aspiran a fases e incluso a ascender. Habrá que pelear con todos y ser los más regulares posibles del campeonato”. El entrenador espera que el irregular verano vivido por sus jugadores marcado por una inoportuna cuarentena no les pase factura, en especial en el tramo inicial del campeonato. Comenzar ganando en la pista del que hasta esta temporada era su filial, el Carnes do Ribeiro, supondría para el Disiclín una forma excelente de alzar el telón liguero después de fajarse con algunos de los mejores conjuntos de la Plata en una campaña que ya es historia para los del Arena.

Veteranía y juventud

La plantilla del Disiclín 2021-2022 combina experiencia y lozanía para dotar de fondo de armario con garantías a su entrenador. Al respecto, Cacheda también indicaba que “sin duda, es un equipo muy completo con dos o tres jugadores por puesto y una mezcla de veteranía y juventud. Creo que se pudo ver este verano que los jugadores más jóvenes tienen ganas de reivindicarse, de dar un paso adelante y de ser importantes en el equipo”. Esa ambición que según el técnico presentan los más jóvenes podría convertirse en el arma secreta de un equipo que quiere seguir siendo tan competitivo como siempre. En este sentido, el máximo responsable del banquillo lalinista valora positivamente la llegada de los dos únicos fichajes, pero también espera mucho de Juan Lago, Pedro Toimil o Javier Pérez Azurmendi, que el año pasado alternaron su presencia en Plata con muy buenas actuaciones con los de O Consello. Todo ello unido a la veteranía de los Porto, Pachi, Bruno, Adrián o incluso Roberto Álvarez –sopesa jugar con el Disiclín de forma puntual debido a sus compromisos laborales– deberían dibujar un equipo difícil de batir sobre el 40x20 en Nacional.

A partir de mañana, la suerte estará echada para un Disiclín que no renuncia a nada y que luchará por conseguir meterse por fin en una fase de ascenso para repetir el sueño de Plata esta vez con más público en las gradas del Lalín Arena. 

Compartir el artículo

stats