Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

balonmano - Autonómica

Loriga aterriza sobre el 40x20

Lalín contará la próxima temporada con un equipo que lleva el nombre del aviador

El nuevo Loriga pretende seguir la estela del extinto Balonmán Deza. |  // BERNABÉ

El nuevo Loriga pretende seguir la estela del extinto Balonmán Deza. | // BERNABÉ

Poco se imaginaba el capitán y aviador Joaquín Loriga cuando emprendió la aventura de la Escuadrilla Elcano que 95 años después sus paisanos de Lalín le pondrían su nombre a un equipo de balonmano, el deporte con más tirón social en la cabecera comarcal dezana. Manuel Gil, uno de los fundadores del nuevo club lalinense, explica que el Loriga pretende seguir la estela del desaparecido Balonmán Deza pero sin dejar de ser “un club diferente que tendrá otro nombre más en función de los patrocinadores que podamos conseguir”. Al respecto, destaca que el nuevo equipo que si nada se tuerce saldrá a competir la próxima temporada en la Segunda Autonómica será toda una mezcla de juventud y veteranía.

La idea del nuevo Loriga es poder reunir a una plantilla “con una media de edad de 22 o 23 años en la que también aparezcan tres o cuatro veteranos de 31 o 32 años”, señala Gil. En este sentido, el equipo podría dar cabida a los descartes de la primera plantilla del Balonmán Lalín y, también, a aquellos que deciden dejar la Primera Estatal pero siguen queriendo matar el gusanillo balonmanero, como sucedió en su momento con el Deza. Queda por ver si el Loriga aspira a convertirse en un futuro filial de los rojinegros después del descenso de los de Pablo Cacheda a la misma categoría del Carnes do Ribeiro de Ribadavia. Sea como fuere, Manuel Gil quiere dejar claro que el nuevo club viene para sumar “y colaborar” con el club que preside Mario López. De momento, lo que más preocupa en el seno del Loriga es poder cerrar los convenios de patrocinio para poder presentarse en sociedad en los primeros días de junio después de formalizar su inscripción en la federación gallega.

Colores y sede

Otro de los aspectos que resta por definir es el color que lucirá el Loriga en su próxima aventura. Gil reconoce que se están “barajando un par de colores en función del patrocinador que vayamos a tener” antes de tomar una determinación. Lo que sí tienen decidido es la sede los partidos del nuevo conjunto de Autonómica de Lalín. El Loriga jugará sus encuentros oficiales en el Pabellón Municipal de Deportes de Lalín, donde espera contar con seguidores en su graderío.

Compartir el artículo

stats