La goleada conseguida el Viernes Santo por el Club Deportivo Estradense en A Coruña coloca a los hombres de Alberto Mariano segundos en la clasificación provisional del play off de ascenso. El 1-4 ante el Silva refuerza la moral de un equipo rojillo que está demostrando ser un rival complicado para todos los conjuntos implicados en una segunda fase donde las sorpresas podrían ser la tónica dominante. De momento, a los de A Estrada nadie les puede quitar ya la sonrisa después de dar un golpe de autoridad en el Grela 1 herculino.

Mariano explica que “las cosas de momento nos están saliendo muy bien. Es una alegría para todos porque cuando las cosas salen todo el mundo está contento” en otra demostración de serenidad al frente de un vestuario donde la euforia se tendrá que controlar conforme lleguen los buenos resultados. En este sentido, el entrenador rojillo analiza lo sucedido con el Silva manifestando que “aquel es un campo muy difícil. Sabíamos que si nos poníamos por delante y ellos se tenían que exponer más, íbamos a encontrar espacios a su espalda. Hasta el 1-2 fue un partido duro porque hicimos una primera parte mala, en la que no entendimos lo que demandaba el partido. Ellos nos hicieron daño en dos balones parados y dos contras, y empatamos injustamente antes del descanso. Sí es cierto que en la segunda salimos mejor y ahí sí que merecimos el resultado visto lo visto”.

Mariano también quiere dejar claro que “esta victoria lo que nos puede dar es el creer que si nosotros estamos a nuestro nivel le podemos pelear esta fase de promoción a cualquiera. Fíjate que perdió el Fabril y nos ponemos segundos igualados con el Choco. El Villalbés está con mucha ventaja pero creo que una cosa es llegar aquí y otra es pensar que de verdad tenemos nuestras opciones que, más o menos, las que sean, las vamos a tener. Todo dependerá de que estemos a nuestro máximo nivel”. Y sobre los recambios utilizados, añade que “cuando tenemos bajas la gente sale y da un nivel muy bueno. Los chicos que salen de fuera aportan, que es algo que nos faltaba al principio de temporada. Era algo evidente que íbamos a mejorar porque son chicos muy jóvenes que, según va pasando la temporada, se van haciendo más futbolistas”.

El Estradense regresa al trabajo esta semana con el objetivo de poder recuperar a lesionados como Ube o Juanito. Éste es el que lo tiene peor, según su entrenador.