Suscríbete

Faro de Vigo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La penitencia del portero suplente

El guardameta del Estradense Coke volvió a jugar un año después de que un mal partido ante el Compostela le hiciese perder la titularidad en detrimento de Cascallar

El portero estradense Coke posa en el Campo da Feira.

Coke ha vivido mucho a lo largo del último año a pesar de no haber jugado ni un solo partido con el Estradense. La suya es una historia de redención, dolor, conocimiento personal y sentimiento por unos colores y un equipo. No lo ha tenido fácil un hombre al que persiguen fantasmas del pasado pero que ha terminado por asumir que el futuro debe escribirse sin ese peso a sus espaldas. “Ese partido lo perdimos por mi culpa”, admite sincero al recordar la última vez que defendió al portería del Estradense. De eso hace ya un duro y largo año en el que Coke ha vivido a la sombra de Adrián Cascallar. Esa penitencia finalizó el pasado domingo. Una lesión de su compañero en el calentamiento le permitió volver a jugar, con los elogios finales de su entrenador, Alberto Mariano. Fueron noventa minutos especiales en los que recuperó sensaciones perdidas y que sirvieron para demostrar que aquella herida quedó cerrada hace tiempo.

Coke es uno de los mejores jugadores salidos de la cantera del Estradense en la última década. Empezó desde abajo pero aprovechó la oportunidad que le dio el equipo rojillo a la primera para hacerse con el puesto de titular. Por su juventud y cualidades, pronto le llegaron los elogios, y más tras el ascenso a Tercera División con él siendo un hombre clave en el equipo de Alberto Mariano.

Todo cambió sin embargo en la temporada 2019-20. Era el primer año en Tercera División y la competencia de Adrián Cascallar por hacerse con su puesto se dejaba notar. Coke no firmó un buen estreno en Tercera, con un partido contra el Compostela en San Lázaro para olvidar. Borja adelantó a los rojillos pero dos fallos suyos permitieron a los de Santiago dar la vuelta al marcador.

Ese día, Coke perdió la titularidad en detrimento de su compañero, quien terminó firmando una gran temporada en la permanencia del equipo en Tercera. El meta tuvo que asumir su nuevo rol en el grupo, al tiempo que cerraba su propia herida. “Es una espina que tuve clavada durante un tiempo pero que fui enterrando”, explica al tiempo que elogia el trabajo realizado por su compañero. “Ser portero suplente es complicado. Un jugador puede salir desde el banquillo y jugar algunos minutos pero un portero no lo hace. Sin embargo, Adri lo está haciendo muy bien. Lo hizo la temporada pasada y también en el primer partido. Es normal que si un portero lo está haciendo así de bien siga como titular. Por mi parte sé que está difícil y que me toca pelear y ponérselo complicado al entrenador”.

Coke reconoce que notó la falta de competición una vez saltó al campo. “Me faltaba esa confianza en ti mismo que te dan los partidos Puedes entrenar muy bien pero la presión no va a ser la misma que en un partido. En un entreno puedes fallar una parada pero aquí no. Eso es algo a lo que te acostumbras jugando domingo tras domingo”, afirma un hombre que ve a su equipo capacitado para terminar entre los seis primeros de la primera fase.

Martín tuvo que jugar por primera vez como central. | // BERNABÉ

Un baile de piezas con buen resultado

Alberto Mariano se encontró el pasado domingo ante el Pontellas con una complicada situación. Las lesiones condicionaron su once hasta el punto de desnudar una defensa que esta temporada está algo justa de efectivos. En concreto, solo contaba con un central, Carabán, por lo que tenía que encontrar un acompañante en otra de sus líneas. La opción más natural era retrasar a Brais Vidal, pero con Emilio fuera por lesión perdía a su único mediocentro defensivo en esa parcela. Finalmente, el técnico apostó por recolocar al lateral Martín en el centro de la defensa, dejando el carril derecho para el joven mediapunta Ángel. El movimiento de piezas dio sus frutos, con Martín ganando bien las batallas por el centro, mientras Ángel daba profundidad al equipo por banda. Esta variante podría verse más veces a partir de ahora, la primera el próximo fin de semana ante el Rápido de Bouzas. Alberto Mariano continúa pendiente de recuperar efectivos, aunque todo apunta a que la defensa podría repetirse. También está en el aire la presencia de Cascallar por su bursitis en la cadera, lo que daría continuidad a Coke bajo los palos.

Compartir el artículo

stats