El Calvo Xiria dejó clara sus aspiraciones ligueras este fin de semana en Ribadavia imponiéndose con claridad (28-35) la filial del Balonmán Lalín. Esta vez los 9 goles del lalinense Arón no resultaron suficientes ante un conjunto carballés que encontró en Cousillas, García y Canosa un tridente demoledor firmando 20 de los 35 goles de los visitantes. El 12-18 con el que se llegó al descanso fue una constante durante toda la contienda, en la que los coruñeses siempre manejaron ventajas muy cómodas y que nunca bajaron de los cinco tantos. La derrota hace que los del O Consello desciendan tres puestos en la clasificación provisional del Grupo A. La próxima jornada viajan a la pista del Saeplast.