El Club Deportivo Estradense disputará la final autonómica de la Copa RFEF frente al Rápido de Bouzas el próximo domingo en un campo todavía por designar. Los del Baltasar Pujales derrotaron al Club Deportivo Pontellas en una semifinal que finalizó con un marcador de 1-3 para los aurinegros, que jugaron buena parte del encuentro en inferioridad.

Por otro lado, los de Alberto Mariano cayeron por 0-2 en el amistoso que les enfrentó este miércoles al Pontevedra en el Novo Municipal. El encuentro, que en principio se iba a celebrar en Moraña, se trasladó al campo estradense a petición de los granates debido al mal estado del terreno de juego del recinto morañés.