El grupo municipal del BNG de Lalín considera que el actual gobierno local debe concretar el montante de su ayuda económica para garantizar la participación del Embutidos Lalinense Balonmán Lalín la próxima temporada en la División de Honor Plata. Su portavoz, Francisco Vilariño, manifiesta que "pedimos que el gobierno municipal concrete de inmediato la cifra de la subvención, que no puede ser inferior a 30.000 euros porque el Balonmán Lalín sería un embajador perfecto por los valores sociales que representa el balonmano, por los valores de un club que prima el deporte de base y el femenino, y que jugará por muchas comunidades autónomas". Vilariño considera que tras las declaraciones que sobre este asunto realizó el presidente Mario López a FARO DE VIGO esta misma semana urge ponerse manos a la obra "porque el club está en la disyuntiva de decidir en junio si acepta o no la plaza, y ahora lo tiene todo paralizado porque no sabe si planificar para jugar en Plata o en donde estábamos".

El portavoz nacionalista también explica que desde su formación "entendemos que jugar en la categoría de plata del balonmano español es una oportunidad que no podemos desaprovechar deportiva e institucionalmente". Por ello, Francisco Vilariño está convencido de que "la ayuda municipal tendría un retorno muy positivo en términos de publicidad y mucho más que cualquier campaña de promoción" porque puede servir para poner en valor por España adelante "el enorme potencial de nuestro municipio". El político lalinense concluye afirmando que "tenemos que estar a la altura de las circunstancias y apoyar el deporte como una característica y un valor clave como es de nuestro ayuntamiento".

La directiva rojinegra ha cifrado en unos 200.000 euros el presupuesto para la próxima temporada si finalmente se acepta jugar en Plata con el primer equipo sénior masculino. Se trataría de unos 60.000 euros más que en la pasada campaña disputada en Primera Estatal.