La decisión de la Federación Española y Gallega de que la temporada termine sin descensos ha dado un final feliz a la primera aventura de la Escola de Fútbol Lalín juvenil en Liga Nacional. Los rojinegros marchaban en la tercera posición por la cola en el momento del parón de la competición. Eso los dejaba fuera de las dos posiciones de descenso directo pero en mucho peligro por posible descensos por cascada. Sin descensos, incluso bajando los dos últimos, los de Javi López estarían salvados, ganándose un año más en la categoría Nacional.

"Fue un año de aprendizaje intensivo. Es una categoría dura en la que tienes que adaptarse rápidamente si no quieres quedarte fuera", manifestó el técnico dezano. "Nos tocó sufrir porque nos encontramos con un ritmo al que no estábamos acostumbrados. Con el paso de los partidos fuimos mejorando pero dejamos escapar puntos que no debimos. Creo que podríamos haber terminado con más puntos". López ya piensa en la próxima temporada, destacando la experiencia adquirida este año por un gran número de jugadores que tendrán que tomar las riendas del equipo en el próximo proyecto en Nacional.