19 de marzo de 2020
19.03.2020
Faro de Vigo
atletismo

Historia de una escalera

Sin otros medios materiales, el joven campeón de España Mehdi Nabaoui se entrena cada día desde la forzada cuarentena subiendo y bajando durante una hora los cuatro pisos de su edificio

19.03.2020 | 02:04
Mehdi Nabaoui, ayer, en las escaleras de su edificio. // Bernabé/Ana Agra

El deporte de la comarca vive un momento duro que se mueve entre la incertidumbre y la privación. En ese marco no queda otra que mantener la ilusión de que esto acabe los antes posible y de que el trabajo casero permita mantener el estado de forma lo mejor posible. En ese trabajo diario destaca el realizado por el atleta campeón de España Mehdi Nabaoui. El estradense ha aprovechado su único espacio disponible, las escaleras de los cuatro pisos de su edificio, para realizar un trabajo aeróbico. Cada día durante casi una hora, el atleta es el dueño de su escalera.

La forzada cuarentena impuesta para intentar frenar el contagio masivo del coronavirus ha obligado a agudizar el ingenio de los deportistas de las comarcas de Deza y Tabeirós-Terra de Montes. En cintas, rodillos, elípticas, realizando tablas de gimnasia caseras... Todo sirve para intentar mantener la forma física a la espera de que la situación vuelva a la normalidad. Algunos atletas sin embargo han tenido que ir un paso más allá. Así lo pueden atestiguar los vecinos del joven campeón de España Mehdi Nabaoui. El atleta estradense de origen marroquí no dispone de máquinas con las que ejercitarse, así que ha optado por trasladar su entrenamiento a las escaleras de su edificio, el único espacio a su alcance para poder entrenar.

Nabaoui vive en un edificio de cuatro pisos en el casco urbano estradense, así que, con el inicio de la cuarentena ha apostado por subir y bajar escaleras en un trabajo en el que ha contado con la ayuda de su entrenador Ángel Fernández. Los vecinos del joven atleta, que este año se estrena en las filas del Narón, pueden ver como recorre una y otra vez las escaleras en un entrenamiento que dura cerca de una hora. Tras veinte minutos de trote suave, llega otra parte de zancadas largas en las que sube escaleras de tres en tres para terminar con una parte de skipping. Este trabajo se complementa con un circuito de gimnasio posterior para alargarlo hasta la hora y media.

El entrenador estradense reconoce que no es lo ideal a estas alturas de la temporada, cuando su pupilo debía estar en un pico de forma a la espera del descanso que tenían previsto hacia el mes de mayo. "Lo que intentamos al no poder salir es que mantenga el ritmo aeróbico lo máximo posible, aunque si esto se prolonga mucho tal y como parece, tendremos que cambiar la planificación, puede que adelantando el descanso", explica Ángel Fernández. El entrenador afirmó que, en caso de que la cuarentena se alargue mucho más, tendrán que buscar una solución para Nabaoui, intentando conseguir que alguien les preste una cinta o una elíptica para que pueda trabajar de una manera más acorde a sus necesidades específicas que subiendo y bajando cuatro pisos de escaleras. "Él no tiene un jardín o máquinas pero se lo toma con humor", relata.

Precisamente, en ese trabajo, el técnico explicó que, antes de la cancelación de la competición y entrenamientos, estaban buscando un grupo de entrenamiento para el joven atleta. Como ha hecho a lo largo de toda su trayectoria deportiva Nabaoui se entrena en la zona deportiva o en las pistas de Cuntis, solo o acompañado por algún atleta local. La intención es que a partir de ahora pueda contar con un grupo de entrenamiento en el que poder apoyarse para mejorar y que trabaje en unas instalaciones adecuadas, algo de lo que ahora mismo carece en A Estrada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas