Alberto Mariano ya tiene su regalo de Reyes anticipado. El Club Deportivo Estradense anunció ayer al que es su último fichaje de 2019 con la misión de reforzar la zona de ataque rojilla para lo que resta de temporada. Se trata del delantero de origen vigués pero afincado en Arzúa Iván García, de 27 años, y que llega a la entidad del Novo Municipal procedente del Arenteiro. El flamante nuevo jugador del Estradense señaló que "en el Arenteiro tenían idea de seguir reforzándose en la zona ofensiva y durante el último mes y medio no estaba teniendo muchos minutos. Hablé con el míster y me dijo que igual me surgía esta oportunidad y alguna más de Tercera. Así que, es tan bueno para ellos como para mí este cambio de aires".

Preguntado por si conocía algo de la nueva entidad para la que jugará a partir de la próxima jornada, Iván García manifestó que "todo el mundo me habló muy bien del Estradense, el club, la directiva y su afición. Se está viendo que están teniendo un buen año y están en una zona más o menos cómoda de la tabla. Estamos muy bien posicionados para poder conseguir el objetivo del club". El ariete se mostró muy convencido de haber elegido bien para continuar con su trayectoria como futbolista.

Competencia

Iván García tiene claro que tendrá que pelearse un puesto en el XI inicial de Mariano a partir de ahora. En cuanto a en qué zona del campo le gustaría desenvolverse como integrante del plantel del Estradense confesó que "puedo jugar en cualquier posición del ataque, pero la que más me gusta es por banda izquierda, que es donde más jugué hasta ahora. De todas formas, estoy para lo que decida el míster. Sé que hay mucha competencia en el vestuario y eso es bueno para todos".

El último fichaje rojillo reconoció que "nunca antes había tenido el placer de hablar con el entrenador, pero pienso que conectamos bien. Pienso que va a ir todo bien". Iván García también recordó que ya se enfrentó esta temporada a sus nuevos compañeros y que "jugué contra ellos unos 20 minutos en aquel partido. Empezaron algo dormidos pero al final casi nos empatan en dos o tres jugadas. Quizás en aquel partido lo más justo era el empate. El Estradense es un equipo muy trabajado, competitivo y con cosas importantes arriba".

Tanto Iván García como el resto de jugadores del Estradense entrenaron ayer y, también, lo harán hoy para descansar mañana con motivo del Año Nuevo. Regresarán al trabajo el jueves y el viernes para prepara el partido frente al Silva del próximo sábado en A Grela.