| La selección gallega de aficionados que disputará la Copa de las Regiones UEFA los días 6, 7 y 8 de diciembre en Galicia llevó a cabo ayer su último partido de preparación. Fue un amistoso que tuvo lugar en el Estadio Municipal de A Estrada con el Estradense como rival. El partido sirvió al equipo que dirige Iván Cancela como prueba final para terminar de perfilar la convocatoria final de 18 futbolistas con los que disputarán la competición. Entre los 22 llamados para este último partido se encontraba el delantero dezano del Arzúa Iker Hurtado, que ha sido un habitual en las convocatorias de Cancela.